Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los unionistas de Paisley piden tiempo

La restauración de la autonomía en Irlanda del Norte estaba anoche encallada en una más de las típicas crisis políticas del proceso de paz. La ejecutiva de 120 miembros del Partido Unionista Democrático (DUP) que lidera el reverendo Ian Paisley ha pedido más tiempo al Gobierno de Londres antes de aceptar su plena participación en un ejecutivo compartido con el Sinn Fein.

Paisley no quiso divulgar públicamente la resolución aprobada por el 90% de la ejecutiva tras más de cinco horas de debate, con el argumento de que iba a haber más conversaciones con el Gobierno de Londres.

Se da por seguro que el DUP ha pedido entre seis y ocho semanas de tiempo antes de aceptar la formación del Gobierno. Anoche no estaba claro si eso significaba que también la designación de Paisley como ministro principal y el republicano Martin McGuinness quedaría aplazada o se llevaría a cabo el lunes, dejando el pleno restablecimiento del Ejecutivo para más adelante.

Londres ha amenazado con disolver la asamblea autónoma si el DUP no aceptaba compartir Gobierno, pero el líder del más moderado Partido Unionista del Ulster (UUP), sir Reg Empey, aseguró ayer que el Gobierno se dispone a legislar en los Comunes para aplazar unas semanas la plena restauración de la autonomía. A favor del aplazamiento juega el hecho de que aunque el Gobierno británico fijó la fecha del 26 de marzo como tope para la formación de un Ejecutivo compartido, el verdadero plazo es el mes de mayo, cuando Tony Blair ha de anunciar su retirada y el ministro para Irlanda del Norte, Peter Hain, empezar su campaña para convertirse en vicelíder laborista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 25 de marzo de 2007