Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:ESCAPADAS

Desconexión asegurada

Casas rurales para perderse, con entornos verdes y estancias cálidas

Panorámicas sobre el valle del Nansa, tertulias de sobremesa en Las Merindades y luminosidad en un cortijo extremeño. Fines de semana de calma.

1. El Halcón Peregrino

(CANTABRIA)

Una panorámica sin mácula de 360 grados rodea esta posada cántabra, que se eleva sobre un otero en el valle medio del Nansa. El emplazamiento enamora. Pero también subyuga el interior, rehabilitado con acierto. La planta baja, por ejemplo, alberga un gran salón dividido en varios ambientes, con ventanales al valle y una curiosa chimenea de piedra. En el primer piso se han instalado las seis habitaciones, muy amplias y luminosas, sobre todo las dos suites. El uso de maderas de tonalidades claras (cedro, secuoya) otorga un toque nórdico fresco y ligero. Los baños tratan de ser una prolongación de la naturaleza exterior con el uso de piedra natural y productos de acogida muy campestres: jabones de limón y aloe, champú de kiwi y gel de tomillo.

- El Halcón Peregrino. (942 74 66 79). Rábago, Herrerías (Cantabria). Doble, de 85 a 95 euros. Suites, de 110 a 125 euros. Desayuno incluido.

2. La Gándara

(BURGOS)

A cuatro kilómetros de la carretera N-1, pero a miles de millas emocionales de todo atisbo de civilización y estrés, en Crespos se destila el silencio que proporcionan los bosques de hayas y robles que rodean este pliegue de la montaña norte burgalesa, en la comarca de Las Merindades. La Gándara es producto de la rehabilitación de una de las casonas originales del pueblo. La decoración es amable y sencilla, con algunos muebles antiguos y tonos cálidos. Ofrece cinco habitaciones dobles y una suite. No hay televisión, y no por olvido. Sus propietarios quieren recuperar la tradición de la tertulia, la lectura y la contemplación.

- La Gándara (947 57 31 84, 689 03 47 61). Crespos (Burgos)

. Dobles, de 54 a 57 euros. Suite, de 75 a 80. Desayuno, 5. Cena, 18.

3. Casa Rectoral de Samartín

(ASTURIAS)

Ambientada con tonalidades vivas y decorada en un estilo neorrústico de calidad, esta casa es perfecta para descubrir el concejo de Allande. Ocupa la antigua casa rectoral de los curas, en la aldea de San Martín del Valledor, y está dividida en tres apartamentos independientes, cada uno con su cocina y un pequeño salón. Los muros de carga, de casi un metro de ancho, encierran unas estancias preciosistas, rematadas con paredes de mortero de cal hidráulica y llenas de detalles. Alrededor se despliega la más prístina naturaleza asturiana, bosques y valles remotos de la cuenca del río Navia.

- Casa Rectoral de Samartín (985 90 97 13, 699 46 66 58).

San Martín del Valledor (Asturias). Apartamentos de uno y dos dormitorios, de 46,72 a 80,37 euros por noche.

4. El Molino de los Gamusinos

(ÁVILA)

Pocos lugares tan perdidos y solitarios como el que ocupa este viejo molino rehabilitado, en un valle húmedo de la llanura abulense, a 18 kilómetros de la capital de la provincia. Tras varios kilómetros por una planicie cerealista, de repente la tierra se hunde y el camino baja al fondo de un valle no muy profundo, pero verde, con un río cristalino y lleno de encinas. Sólo hay una construcción en el entorno: el molino de los Gamusinos. Dentro esperan tres habitaciones cargadas de una sabia decoración rural con profusión de telas crudas, cortinajes suaves, cestos de mimbre y doseles vaporosos que suavizan la solemnidad de otros materiales más densos (paredes de piedra, vigas de madera, suelos con ruedas de molino pulidas e incluso mesillas hechas con dos piedras de granito).

- Molino de los Gamusinos (920 22 77 14, 629 95 55 06).

Tolbaños (Ávila). Doble, de 92 a 108 euros. Desayuno, 10. Comidas y cenas, 20.

5. Finca El Cabezo

(CÁCERES)

Hasta finales de 2004, la electricidad no llegó a este cortijo extremeño, lo que da una idea de su situación, solitario en mitad de la dehesa. Con un par de siglos de historia a sus espaldas, El Cabezo ofrece hoy seis habitaciones, cuatro en torno al patio de la casa y otras dos en el piso superior, amplias, muy luminosas y con una ambientación en tonos crudos. La más resultona es la Azul, con baño de tonos azulones y chimenea propia. Otro rincón encantador es la terraza de la torre, con un porche bajo el que sentarse al atardecer o en las noches de primavera a oler las fragancias de la campiña, sin ningún ruido ni luz que moleste en kilómetros a la redonda.

- Finca El Cabezo (689 40 56 28). San Martín de Trevejo (Cáceres). Doble, de 73,83 a 87,85 euros. Desayuno incluido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de marzo de 2007