Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La filial rusa de BP puja por el 9% de la petrolera estatal Rosneft

La petrolera ruso-británica TNK-BP (participada al 50% por British Petroleum, BP) informó ayer de que estudia adquirir el 9,44% de las acciones de la petrolera estatal rusa Rosneft.

Este movimiento se produce cuatro días antes de la subasta de los activos de la empresa en bancarrota Yukos, a la que pertenecía Rosneft. La oferta tiene un precio inicial de 5.646 millones de euros.

La oferta por Rosneft se enmarca en los esfuerzos de TNK-BP por fortalecer los lazos "estratégicos" con la petrolera rusa. BP y otras tres compañías extranjeras compraron el pasado julio la mitad de Rosneft por 8.000 millones de euros en un intento de estrechar vínculos con el Gobierno ruso.

En una reunión con el presidente Vladímir Putin en las afueras de Moscú, el director ejecutivo de BP, John Browne, manifestó el interés de su compañía por asentarse en el mercado ruso a través de la colaboración con las compañías de hidrocarburos más importantes del país.

Rosneft acordó la pasada semana pedir un préstamo de 16.500 millones de euros -el crédito más cuantioso concedido nunca a una empresa rusa- para comprar sus propias acciones y otros activos de Yukos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de marzo de 2007