Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FERIA CEBIT

Los ordenadores portátiles compactos y con gráficos potentes acaparan la atención

Se tiende hacia equipos especializados y de múltiples tamaños, especialmente portátiles, pero no despegarán hasta finales de año - Los expositores no muestran prototipos por miedo a la copia de la competencia

Los ordenadores portátiles de todos los tipos y tamaños fueron uno de los principales puntos de atención de la feria alemana. La principal innovación en los ordenadores portátiles de este año es la integración de una tarjeta gráfica más potente, apta para poder mostrar las nuevas capacidades tridimensionales del sistema operativo Vista de Microsoft y para poder jugar con programas sofisticados. Las prestaciones de los portátiles se asemejan así cada vez más a los de sobremesa.

Será en mayo o en junio cuando estarán disponibles estos portátiles con mayor capacidad gráfica a precios asequibles, porque aún se están dando los últimos retoques a las placas, circuitos integrados o chipset que gobiernan los distintos componentes y periféricos que se deben actualizar para sacar pleno partido a las potencialidades de Vista. Se considera que los gráficos contribuyen a duplicar las posibilidades de Vista.

La utilización de sistema de retroiluminación de las pantallas de los portátiles mediante LED se está generalizando, porque permite ahorrar peso y espesor respecto a los tubos fluorescentes tradicionales, aparte de que el reparto de la luz es más diáfano y se consume menos energía, con la consiguiente mayor duración de la batería. La retroiluminación con LED ha alcanzado su punto de madurez y ya no será exclusivo de los equipos de precio prohibitivo.

Otra incorporación que está en ciernes es la incorporación de conectores HDMI en los ordenadores y del sistema de protección anticopia HDCP, así como escalado de las imágenes.

El desarrollo de los ordenadores de sobremesa de tamaño reducido es aún incipiente, aunque su despegue tendrá lugar probablemente a finales de este año o principios del próximo, porque la tendencia hacia equipos más pequeños y de menor consumo energético se considera inevitable.

Poco riesgo

El año pasado se vendieron en todo el mundo 150 millones de ordenadores de sobremesa y 81 millones de portátiles, con un crecimiento respectivo del 1,4% y del 28,2%. Gianfranco Lanci, presidente de Acer, prevé para este año un crecimiento similar para ambos tipos de equipos, con lo que el alza de los ordenadores de sobremesa compactos tampoco puede ser espectacular.

El principal obstáculo para que estas innovaciones se trasladen rápidamente al mercado no es de tipo tecnológico sino económico. José Vicente Molera, director general de Infinity Systems, la empresa española que comercializa productos con la marca Airis, considera que los márgenes de beneficio son tan reducidos y la competencia tan feroz que no permiten que las empresas inviertan en nuevos desarrollos y se arriesguen con propuestas distintas.

Como consecuencia, los productos que están a la venta son muy similares entre sí, con formas y prestaciones variadas pero sujetas a unas características comunes. Esta situación se agrava porque los fabricantes reales se pueden contar con los dedos de una mano. El miedo a que un competidor copie una idea también hace que en ferias tan importantes con Cebit se enseñen únicamente los productos que se introducirán en abril o mayo, cuando hace unos pocos años era habitual que se mostraran los desarrollos hasta final de año. Es así más que probable que en la próxima cita internacional de tecnología informática, la feria Computex que se hará en Taiwán en junio, se muestren desarrollos que en Alemania no se han visto ni en una vitrina.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de marzo de 2007