La delegación de Industria en Ourense no tiene licencia municipal

El Ayuntamiento apercibe de cierre a las oficinas de la Xunta

Las oficinas de la delegación de Industria en Ourense, situadas en el edificio de la Torre, en el centro de la ciudad, carecen de licencia municipal, en un inmueble catalogado que data de 1966. El gobierno municipal acordó en su reunión del pasado mes de febrero realizar el primer apercibimiento de cierre y precintado de las oficinas "en el caso de que se mantenga el incumplimiento".

El acuerdo fue adoptado en el momento de mayor tirantez en las relaciones entre el gobierno local (PP) y el BNG, como consecuencia de la decisión de la Consellería de Cultura de declarar Bien de Interés Cultural (BIC), con denominación de sitio histórico, la fuente termal de As Burgas y un amplio entorno, una resolución contra la que el ayuntamiento interpondrá un contencioso.

El delegado provincial, de Industria, Xosé Antón Xardón (BNG), resta importancia al incumplimiento. "No es un problema de la delegación, sino de todo el edificio", sostiene. En su opinión, pretender solicitar licencia de apertura a este inmueble es como hacerlo con la catedral. "Es que habría que ver si el edificio consistorial tiene licencia", replica.

El delegado provincial es consciente de que está en manos del gobierno local. "Pero estamos negociando ya con ellos y les hemos pedido que miren si existe algún documento equivalente a la licencia de ocupación que pueda avalarnos", afirma.

Xardón se resiste a creer en una teoría de confrontación política del PP local contra su delegación, como consecuencia de los desacuerdos surgidos entre algunas de las consellerías que ostenta el BNG, como Cultura y Vivenda, con la institución orensana.

En opinión del responsable provincial de Industria, la decisión de plantear el cierre y precintado de la delegación no ha sido tanto iniciativa del grupo de gobierno del Ayuntamiento como de "algún funcionario que presentó denuncia por este hecho, y la institución está obligada a atenderlo so pena de que la acusen de prevaricación". Efectivamente, algunos funcionarios de Industria están recurriendo a la vía de la denuncia -administrativa, civil e incluso penal- para exigir el cumplimiento estricto de la legalidad de las oficinas donde trabajan.

Durante décadas, las dependencias de este departamento de la Xunta han estado ubicadas en la Torre de Ourense, pero el actual delegado provincial trasladó recientemente al mismo inmueble a los funcionarios de Turismo, para lo que realizó obras de ampliación. Desde entonces, ha aumentado el personal que ocupa un local sin licencia pero, además, sin las correspondientes medidas de emergencia y evacuación. Los trabajadores señalan que con el aumento del número de funcionarios se incrementa también el de usuarios y, con ello, el peligro en caso de catástrofe.

La jefatura de Servicio de Prevención de Riesgos Laborales de la Xunta ha notificado también a la delegación de Industria su sugerencia sobre "la urgente elaboración de los planes de emergencia y evacuación", a la vista de la preocupación de algunos de los funcionarios a los que alude Xardón, que presentaron la correspondiente denuncia.

El Informe del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales sobre la situación de la tercera planta de la Torre, en la que están las dependencias de Industria, deja claro que circunstancias de la construcción, antigüedad y uso "hacen especialmente vulnerable el inmueble" en lo que respecta a las medidas de emergencia.

Los funcionarios que presentaron denuncia alegaron la ausencia de señales de evacuación y de medios de extinción de incendios. Incluso plantean sus dudas respecto a la idoneidad de las instalación eléctrica que, paradójicamente, corrió a cargo en su día del actual alcalde de la ciudad, Enrique Nóvoa.

Pero Xardón tampoco considera alarmante la cuestión. "El problema de la salida contra incendios se podría solucionar separando las escaleras de las oficinas de las de las viviendas, o construyendo unas escaleras metálicas exteriores", opinó el delegado.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS