El PSOE sufre el cuarto ataque en menos de un mes en una de sus sedes madrileñas

El local de los socialistas en Getafe amanece con pintadas contra Zapatero en la fachada

La cruz y el círculo de dos dianas flanquean desde ayer la fachada de la sede del PSOE en Getafe, en la calle de Cuenca, que amaneció con pintadas como ZP: Traidor o Muerte a ETA, manchas de pintura roja en el suelo y las marcas de haber forzado el cierre de persiana de la entrada.

"Esta mañana [por ayer] nos hemos encontrado el espectáculo al llegar", dijo ayer el alcalde de Getafe, el socialista Pedro Castro, que asegura que han adecentado la sede tras los destrozos pero "por el momento" dejarán las pintadas del local "como testimonio de la barbarie". El PSOE gobierna en el Ayuntamiento de Getafe con 13 concejales, frente a 10 del PP y cuatro de IU. El alcalde, que denunció los hechos en la policía, culpó a la presidenta regional, Esperanza Aguirre, "del clima de crispación que se ha trasladado a la sociedad de Madrid".

Este ataque se suma a otros ocurridos en los últimos días. El pasado 4 de marzo fue atacada con cócteles molotov la sede del partido socialista en Alcalá de Henares, que también amaneció con pintadas como ZP traidor y zETAp. El Partido Socialista de Madrid (PSM) recordó ayer en un comunicado otros en Las Rozas y en el distrito madrileño de Tetuán y a las amenazas verbales que hizo "un grupo de radicales" el viernes al secretario general del partido en Madrid, Rafael Simancas.

El secretario de Organización del PSM-PSOE, Andrés Rojo, responsabiliza al PP de los ataques a las sedes socialistas. "Con sus declaraciones está creando un clima de tensión y crispación que provoca una escalada de violencia contra las sedes socialistas de la Comunidad de Madrid", explicó en un comunicado. Rojo considera que los ataques se han producido a raíz de "los discursos radicales de los dirigentes del PP contra el Gobierno de España y contra el PSOE".

El secretario general del PP en Madrid, Francisco Granados, condenó de manera "enérgica y sin paliativos" el ataque en la sede socialista. Culpar al PP es una "insidia que responden más al nerviosismo por el éxito de la manifestación de ayer [por el sábado] en Madrid que a la realidad", según declaró Granados a Efe. La marcha no fue contra el PSOE sino contra ETA, según el dirigente popular, que considera que "la relación entre ambos acontecimientos y el relacionarlo con el PP no deja de ser más que una insidia". Granados echa en falta la misma condena tras "los múltiples ataques" a sedes del PP.

Por otra parte, el sindicato CGT también denunció ayer que su sede en Madrid había sufrido ataques la noche del sábado. "Han roto la puerta de cristal", explicó al teléfono el secretario de Acción Social del sindicato en Madrid, Antonio O'Connor. En la fachada de la sede, situada en la calle de Alenza (Chamberí) hay pintadas como ETA al paredón, Arriba España o Rojos No.

"Creíamos que este tipo de capítulos ya estaban superados", según O'Connor, que considera el ataque "un efecto colateral de la manifestación" convocada por el PP como repulsa a la concesión de prisión atenuada al etarra Iñaki de Juana Chaos. "El PP está echando leña al fuego", añade el secretario del sindicato. La CGT presentará hoy la denuncia en el juzgado. También anuncian que solicitarán una entrevista a la delegada del Gobierno en Madrid, Soledad Mestre, para tratar este ataque.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 11 de marzo de 2007.

Lo más visto en...

Top 50