Entrevista:Manuel Guerra | Director de Planificación del Puerto de Valencia

"El futuro a larguísimo plazo está en Sagunto"

Pregunta. El Ministerio de Medio Ambiente enfrió los cálculos de la Autoridad Portuaria de Valencia (APV) respecto a las fechas de la declaración de impacto ambiental.

Respuesta. Ha retrasado un poco los planes. Habíamos previsto que estuviera a finales de año, pero surgió el tema de que tenían que pedir más información.

P. La APV no se conforma con el plazo y ha iniciado a una intensa presión diplomática que empezó en el Consell contra el Gobierno, siguió en Fomento y sobre el PSPV...

R. A nosotros nos interesa que empiecen las obras cuanto antes y estamos haciendo lo que está en nuestra mano para tener eso en los plazos que nos gustaría.

P. ¿No confían en Medio Ambiente o no confían en su proyecto?

"¿Queremos tener una ciudad de playas o queremos tener una economía detrás con un puerto importante?"
"Si queremos cambiar el modelo económico, pues se puede cambiar, pero Valencia es lo que es gracias al puerto"

R. Confiamos en los dos.

P. ¿Es la ampliación más conflictiva de la historia del puerto?

R. Los temas de medio ambiente cada vez están más complicados. Antes estas cosas no tenían ningún problema. Ni siquiera había Ministerio de Medio Ambiente.

P. ¿Sería lícita una ampliación con legitimidad administrativa pero sin legitimidad social?

R. No entiendo a qué le llama legitimidad social. Ni tampoco veo que haya una oposición social tan grande. Igual que hay técnicos que dicen que no están de acuerdo, hay muchos que dicen que están a favor. Pero desgraciadamente, la gente que está a favor no suele aparecer tanto como la que está en contra. La verdadera medida de eso deberían ser las alegaciones que se presentaron a información pública, que fueron 49 y 40 de ellas favorables a la ampliación. Me parece que no hay oposición social.

P. La Federación de Asociaciones de Vecinos, en contra, como EU y el PSPV de Valencia. Y además, en privado, muchas otras personalidades relevantes.

R. Sí, sé que hay gente que manifiesta una actitud contraria y gente que manifiesta una actitud a favor. Como tantas cosas de la vida: desde los toros a los petardos.

P. ¿La APV no ha vivido de espaldas a Valencia a la hora de proyectar esta ampliación?

R. El marco legal que existe es el consejo de administración, en el que están representados el Gobierno valenciano y el de la nación, y luego hay una información pública del impacto ambiental, y ahí todo el mundo puede alegar lo que piense. Aparte, hay que recordar que esto surge de un plan estratégico que se hizo con información ciudadana y que se presentó públicamente. Lo que no creo es que estos órganos tengan que participar de una forma asamblearia. De cualquier forma, lo hemos contado a los partidos políticos, a los vecinos,... Y estamos dispuestos a contarlo a todo el mundo.

P. Valencia ha llegado hasta el mar y cada vez son más los urbanistas que con una visión global del territorio reclaman el frente marítimo para la ciudad, puesto que existe una alternativa para la actividad portuaria en Sagunto. ¿Qué poderosas razones lo impiden?

R. Está muy bien que la ciudad conquiste el mar. Creo que hay mar para todos, pero hay que ver el impacto económico que tiene el puerto. ¿Queremos tener una ciudad de playas o queremos tener una economía detrás con un puerto importante? Si queremos cambiar el modelo económico, pues se puede cambiar, pero con el modelo que tenemos el puerto es muy interesante para Valencia. Valencia es lo que es porque ha tenido el puerto.

P. Existe una alternativa en Sagunto para no tener que renunciar al puerto y su economía.

R. Nos hacen falta los dos puertos. Vamos a ampliar Valencia dentro de los límites de lo ambientalmente sostenible y vamos a ampliar Sagunto. Sabemos que el futuro a larguísimo plazo está en Sagunto, pero en este momento dejar de ampliar Valencia para llevar a Sagunto los tráficos del contenedor interoceánico por decreto, a lo mejor no es factible en el marco comercial en el que nos movemos. Sería un riesgo muy grande para la economía valenciana porque las grandes navieras y los grandes armadores, mientras lo hacemos, podían irse a Barcelona, Algeciras, Génova o Marsella. Y luego, a lo mejor volvían o no. Es un grave riesgo que no debemos correr.

P. Larguísimo plazo, ¿qué es? ¿El siglo XXV?

R. No, entendemos que ésta es la última ampliación en Valencia. Si crecemos a los índices del plan estratégico, al 6%, pues igual tenemos hasta 2035. Y los últimos años hemos estado creciendo al 10%. Las siguientes ampliaciones, si el mundo sigue como sigue, tendrán que ser en Sagunto.

P. Desde el punto de vista territorial, la situación portuaria define el sistema futuro de transporte terrestre y ferroviario, por lo que la ampliación puede estrangular la ciudad en función de esos tráficos.

R. No creo que la estrangule porque los accesos al puerto se hacen por fuera de la ciudad, por la V-30. Otra cosa es que el área metropolitana de Valencia tenga un problema estructural de accesos que hay que solucionar. No está claro podamos ser tan interoceánicos si no ampliamos en Valencia. Nosotros negamos la mayor. No podemos decirles a las compañías que no pueden crecer y perder lo que nos ha costado mucho de conseguir.

P. O sea que el diseño de la ciudad está en manos de consignatarios y armadores.

R. La ciudad puede desarrollar su urbanismo perfectamente...

P. No en el frente marítimo.

R. Nosotros ya no lo tocamos. El que hay ocupado es el que hay ocupado, y no olvidemos que la dársena interior era del puerto, que ha cedido sus terrenos. Y además, hay que recordar que la playa de la Malva-rosa y el paseo marítimo están preciosos porque hay un puerto.

P. Y a cambio, por abajo hay una asimetría.

R. Pero esa asimetría estamos dispuestos a compensarla. El puerto ha tenido unos efectos históricos en las playas del sur, pero en esta ampliación no los va a tener. En la Universidad Politécnica hay cuatro catedráticos de Puertos y tres dicen que no va a afectar.

P. ¿Cuántos de éstos tienen una beca o algún tipo de relación con la Fundación Valencia Port?

R. Me parece que eso no es ni para comentar.

P. ¿Sería compatible celebrar otra edición de la Copa del América con la ampliación?

R. ¿Por qué no? Las actividades están separadas.

P. Con esta ampliación el puerto de Valencia será más grande que el de Hong Kong. Sin embargo, Hong Kong le saca diez veces más rendimiento.

P. Los rendimientos de la terminales asiáticas no hay que compararlos con los de las europeas. Hong Kong tiene transbordo y no tiene aduanas ni ocupada la terminal con ferrocarriles. Además, allí el tráfico es cautivo: están trabajando al 90% de capacidad. Aquí, si trabajáramos al 90% tendrían que esperar cuatro días para recoger la carga, y los clientes se irían. En las terminales del Mediterráneo hay que tener exceso de capacidad para tener buen servicio.

P. El propio presidente de la APV se ha mostrado preocupado por la baja eficiencia del puerto de Valencia.

R. La eficiencia del puerto, como todo, es mejorable.

P. ¿Qué habría que hacer para mejorarla, sin tener que contratar al director del puerto de Hong Kong?

R. Si apagara, le diría una maldad. Bueno, la eficiencia de aquí no es mala, de lo contrario no habría bofetadas por venir a este puerto. Lo que ocurre es que ha coincidido con un problema informático de una de las terminales de contenedores y eso ha traído en cadena una imagen de poca eficiencia. Estamos en vías de solucionarlo, pero mejorar la eficiencia no evitaría la necesidad de ampliación. Por mucha eficiencia nunca llegaríamos a las ratios de Hong Kong.

P. Valencia dispone de mucha menos Zona de Actividades Logísticas que sus competidores, y además, en el entorno de un parque natural. ¿Cómo piensan solventarlo?

R. Ojalá tuviéramos más. Tenemos la que podemos tener. Si tienes un piso en la calle Cirilo Amorós, no porque no tenga aparcamiento es un mal piso. Habrá que buscar el parking donde se pueda.

P. Eso resta operatividad.

R. Lo ideal sería que estuviera todo ahí, pero cuando no hay lomo de todo como. Eso no anula la ampliación.

P. En Sagunto hay mil hectáreas, frente a las 31 de Valencia.

R. Mil hectáreas de Parc Sagunt, que no de ZAL. En la primera fase hay una zona de suelo logístico, pero el resto no se sabe si será ZAL o Parc Sagunt. Pero déjalo, que nos vendrá muy bien porque Sagunto es el futuro.

P. El propio estudio del puerto mencionaba impactos severos en la playa de la Malva-rosa.

R. Son severos porque así dice el decreto que lo definas si necesitas medidas correctoras. Pero la Malva-rosa no va a perder un metro de arena seca porque vamos a hacer medidas correctoras y un plan de vigilancia y seguimiento.

P. El cambio climático lo puede empeorar.

R. Para el cambio climático es bueno que haya un plan de seguimiento y arena acumulada. Pero si el cambio climático se tiene que producir, se producirá independientemente de que ampliemos o no el puerto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 11 de marzo de 2007.

Lo más visto en...

Top 50