Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido por proxenetismo el gerente del local Bailén 22

Agentes de la Guardia Urbana de Barcelona y del Cuerpo Nacional de Policía han detenido al gerente del local de alterne Bailén 22 acusado, entre otros delitos, de proxenetismo, y a 25 de las mujeres que ejercían allí la prostitución y que eran inmigrantes sin papeles. La operación policial tuvo lugar la madrugada del pasado sábado y además de las detenciones, se identificaron a 67 clientes, 20 trabajadores y un total de 61 jóvenes.

Las 25 jóvenes detenidas fueron trasladadas a dependencias de la unidad contra las redes de inmigración ilegal y falsedades documentales, Ucrif, del Cuerpo Nacional de Policía, por su supuesta estancia ilegal en España. Al gerente del local se le acusa, además de proxenetismo, de un delito contra los derechos de los trabajadores y de otro contra los derechos de los extranjeros. Tras prestar declaración ante la policía quedó en libertad con cargos.

Durante la operación se decomisaron un total de 664 CD y 262 carátulas y dos personas fueron acusadas también de un presunto delito contra la propiedad intelectual e industrial. La Guardia Urbana ha informado de que en estos momentos todavía se está procediendo a la identificación de las mujeres trasladadas a la oficina de extranjería. El Ayuntamiento de Barcelona dio el pasado mes de febrero un plazo de 10 días a los dueños del local Bailén 22 para que subsanaran las irregularidades detectadas en el establecimiento, que, aunque sólo cuenta con licencia de café teatro, se dedica al striptease y a la prostitución.

Durante una última inspección del Ayuntamiento, se comprobó la rotura del precinto de la planta sótano, colocado en una inspección municipal anterior, para que no pudiera utilizarse como reservados para la práctica de relaciones sexuales dentro del club. Entre las medidas que debía adoptar la propiedad para evitar el cierre se encontraba la retirada de las cortinas de separación de los reservados y la colocación de los extintores en los lugares correspondientes, para mantener los niveles de seguridad adecuados.

Los vecinos del local, situado en pleno Eixample de Barcelona, han presentado numerosas denuncias contra los propietarios del club durante los últimos años y piden su clausura. Desde hace un tiempo, en los edificios colindantes al local de alterne cuelgan pancartas sobre los ruidos que generan la entrada y salida de clientes del local.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de marzo de 2007