Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:JESÚS HERRERO | Portavoz de Gesto por la Paz

"Nos situamos a un paso del abismo con esta crispación"

Los impulsores del lazo azul creen que el PP ha desvirtuado el mensaje básicamente unitario de ese símbolo contra ETA. Pero es tal el grado de crispación política que se ha alcanzado, que casi nada parece sorprender ya al portavoz de Gesto por la Paz, Jesús Herrero (Bilbao, 1966).

Pregunta. El PP ha paseado esta semana el lazo azul contra el Gobierno y lo que considera una "cesión a ETA" por la prisión atenuada para el etarra Iñaki de Juana Chaos.

Respuesta. Por clarificación, si el mensaje que se quería dar es distinto al que nosotros dimos en su momento al lazo azul, lo mejor es que el PP hubiese utilizado otro símbolo. Por claridad y para no mezclar. Vemos con preocupación lo que está pasando. Tenemos que lanzar las alarmas todos ante la crispación que se está generando. Las fuerzas políticas son las primeras responsables. Y parecen olvidarse de que el primer destinatario, el primer enemigo que tenemos en el problema del terrorismo es ETA. Y entre todos, con esa crispación, lo que se hace es debilitar la fortaleza ética, moral y política del Estado de Derecho frente al terrorismo. La crispación y esa falta de unidad debilita innecesariamente al Estado a la hora de enfrentarse al terrorismo. Y por eso estamos preocupados, y lo que vemos con el tema del lazo azul es una prueba de ello.

"La falta de unidad erosiona la fortaleza del Estado de derecho frente al terrorismo"

P. ¿Considera que discurso del PP no casa bien con lo que representaba el lazo azul?

R. Son mensajes diferentes, y ante mensajes diferentes, por claridad hacia la sociedad, hubiera sido más oportuno que hubiera usado un símbolo diferente. Pero no vemos ningún interés en rectificar por parte de ellos.

P. ¿Entiende que su utilización ahora supone instrumentalizar lo que fue ese símbolo?

R. Lo que ha habido es una utilización diferente para lo que estaba pensado el lazo azul. Y muchas de las personas que se lo pusieron con los secuestros de Julio Iglesias Zamora o con los demás de ETA que vinieron después seguro que han dicho: el lazo azul era para esto, que no me pidan ahora que me lo coloque para este otro discurso por el asunto de Iñaki de Juana.

P. El secretario general del PP, Ángel Acebes, cuando animó a los ciudadanos a colocarse el lazo azul, dijo que este símbolo se había exhibido en "momentos muy duros, en secuestros en los que la banda terrorista pretendía la cesión y la humillación del Estado".

R. Por supuesto, pero es que en Gesto por la Paz teníamos clara que el destinatario era ETA, que no aceptábamos esa vulneración de los derechos fundamentales que es un secuestro. Si perdemos ese norte, nos seguimos equivocando. Si existe un problema de terrorismo, el primer enemigo y el primer destinatario de nuestras reivindicaciones por parte de toda la sociedad democrática tiene que ser ETA. Entre los partidos es legítimo que haya discrepancias políticas y diferencias, pero se deberían gestionar de una forma que no erosionaran esa fortaleza del Estado de derecho a la hora de enfrentarse a ETA. Esa falta de unidad está erosionando esa fortaleza.

P. Parece que esta situación de crispación no va a terminar hasta que se celebren las próximas elecciones generales.

R. Creemos que es una cuestión de voluntad que la crispación no vaya más allá. Esas alarmas se tienen que poner en funcionamiento de forma inmediata y hacer entre todos una reflexión serena de que no se puede avanzar más allá en esta situación de crispación y de división. Nos situamos a un paso del abismo con esta crispación. Es muy peligroso, y a los partidos les corresponde decidir cómo gestionar esta situación tan preocupante

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de marzo de 2007