Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:ES EL MOMENTO DE... | PROPUESTAS

La senda de César Borgia

El hijo del papa Alejandro VI tiene, a partir de hoy, una ruta por las afueras de Viana, hasta el lugar donde fue asesinado a manos de los hombres del conde de Lerín, el 11 de marzo de 1507.

Quién no ha oído hablar de César Borgia, hermano de la famosa y mortal Lucrecia, e hijo del papa español Alejandro VI. Pero lo que pocos conocen es que tan notorio personaje descansa muy cerca, en la navarra localidad de Viana.

César Borgia vuelve a cabalgar, y lo hará hoy, 10 de marzo, con la apertura de un sendero turístico de 10 kilómetros que sale de la plaza de los Fueros, en Viana, y llega al paraje llamado la Barranca Salada, donde hace 500 años encontró la muerte.

Allí, a las doce de la mañana, una representación teatral contará los últimos momentos de su vida. Fue obispo de Pamplona a los 16 años; cardenal a los 19; con 22, tuvo el mando de los ejércitos de la Iglesia. Con la muerte de su padre su suerte cambia y huye a Navarra, donde su cuñado, el rey Juan d'Albret, lo pone al frente de sus tropas. Muere a manos de los hombres del conde de Lerín el 11 de marzo de 1507.

En el sendero, que se puede hacer andando o en bicicleta, quedarán expuestos diferentes paneles informativos sobre esta familia de origen valenciano y su vinculación con Navarra. Los restos de César Borgia fueron enterrados en la iglesia de Santa María, uno de los templos más importantes del Camino de Santiago, aunque más tarde se trasladaron al atrio, bajo una de sus losas, "para que los buenos cristianos pisaran su tumba".

Aventurero, libertino, príncipe cruel de la Italia del Renacimiento, su biografía alentó a Nicolás Maquiavelo para crear su manual del perfecto gobernante de la edad moderna, y ahora sirve de excusa para acercarse a la época que le tocó vivir. Con este motivo, Viana organiza un programa de actividades, entre las que destaca, a finales de marzo, la celebración de una feria de artesanía.

En julio y agosto serán las rutas teatralizadas las que dominen el casco histórico, compartiendo protagonismo con una exposición sobre la vestimenta renacentista y un programa de visitas a bodegas y conciertos entre viñedos. A finales de octubre, La mesa de los Borgia promete una semana gastronómica contundente, y en noviembre, un ciclo de música coral cierra el ciclo conmemorativo.

Más información: 948 42 04 20; www.turismo.navarra.es

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de marzo de 2007