Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Enel declara en EE UU que aspira a tener tres consejeros en Endesa y a participar en la gestión

La información que exige el regulador del mercado de valores estadounidense, la Securities and Exchange Commission (SEC), vuelve a arrojar luz sobre los objetivos de los principales protagonistas en la toma de control de Endesa. Después de que E.ON y Gas Natural ampliaran detalles sobre su OPA (antes de la retirada del grupo gasístico) y de que Acciona explicara la compra del 21% de las acciones de la primera eléctrica española, ayer le toco el turno a Enel. Y la compañía italiana, en su comunicado a la SEC, deja claro que quiere convertirse en un accionista "clave" en el devenir de Endesa.

Siempre con la cautela de que se cumplan "los requisitos legales y regulatorios" de la normativa española, Enel reitera que su objetivo es seguir comprando acciones (ahora tiene el 22% de Endesa) "en el mercado abierto o mediante transacciones negociadas privadamente". Pero siempre que la participación que alcance no le obligue a lanzar otra OPA. El límite actual es del 25%, con lo que su objetivo sería alcanzar el 24,95%. Enel indica a la SEC que con esa participación "elegirá ejercer sus derechos" para designar a tres vocales del Consejo de Administración de Endesa.

Más aún, Enel manifiesta su intención de superar ese límite si la reforma en marcha sobre la regulación de las OPA (elevar ese límite al 30%) "se lleva a cabo". El grupo italiano deja claro a la SEC que su intención es "convertirse en un accionista clave" de Endesa.

Condiciones

Según el comunicado enviado al regulador bursátil estadounidense, Enel intentará "desarrollar un papel activo respecto a la gestión y las operaciones de Endesa, y, condicionado a la autorización de las autoridades regulatorias de España, lograr representación en la junta directiva y el equipo gestor" de la primera eléctrica española. El grupo italiano apostilla, eso sí, que no hay seguridad de que "será capaz de alcanzar algunos de esos objetivos" ni de que, por tanto, cambio de planes en función del control en la eléctrica.

Enel también añade que hará esfuerzos por levantar el blindaje que impide ejercer más de un 10% de los derechos políticos en el consejo de administración de la primera eléctrica española, independientemente de las acciones que se controlen. Pero como en otras declaraciones de intenciones, el grupo italiano vuelve a insistir en que los objetivos pueden no alcanzarse, lo que le llevaría de nuevo a cambiar de planes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de marzo de 2007