Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Paisley y el Sinn Fein se imponen en las elecciones del Ulster

Los grandes perdedores fueron los dos partidos moderados

Las elecciones de Irlanda del Norte se han saldado con una arrolladora victoria del Partido Unionista Democrático (DUP) del pastor protestante Ian Paisley, que consiguió el 30,1% de los votos (4,4 puntos porcentuales más que en 2003). Los republicanos del Sinn Fein consolidaron su posición como segundo partido y primera fuerza nacionalista, con el 26,2% de los votos y una subida de 2,6 puntos. Paisley lanzó ayer mensajes contradictorios sobre su voluntad de formar un Gobierno con el Sinn Fein en las próximas semanas.

Los resultados conocidos ayer son la llamada preferencia de voto, es decir, el primer voto de cada votante. Pero la adjudicación de escaños, que requiere una larga secuencia de recuentos en cada distrito electoral, se hace introduciendo el reparto de segundas y sucesivas preferencias de voto de los electores hasta que los seis primeros candidatos de cada una de las 18 circunscripciones obtiene el número de votos mínimo exigido para hacerse con el escaño.

Eso significa que el reparto de escaños no se conocerá hasta hoy. Anoche sólo se habían adjudicado 36 de los 108 escaños que componen la Asamblea de Stormont: 16 para el DUP, 15 para el Sinn Fein, dos para los nacionalistas moderados del Partido Social Demócrata Laborista (SDLP), dos para los unionistas moderados del UUP y otro para el Partido de la Alianza, una formación partido que se dirige a ambas comunidades y que aspiraba a romper moldes en estas elecciones pero tuvo que conformarse con un ascenso relativamente moderado en términos de voto popular: el 5,2%, frente al 3,6% en 2003.

Los grandes perdedores de ayer fueron las dos grandes formaciones moderadas que dominaban el horizonte político de Irlanda del Norte en el momento de firmarse los Acuerdos de Viernes Santo, en 1998. El SDLP se quedó en el 15,2% del voto, un descenso moderado, de 1,8 puntos, aunque estaba por ver sus efectos en términos de escaños.

Los unionistas del UUP, que dominaban el Gobierno autónomo en tiempos de David Trimble, cayeron hasta el 14,9%, una pérdida de casi ocho puntos porcentuales. Ambas fuerzas moderadas han acabado pagando la factura de las tensiones políticas azuzadas en los últimos años por el Sinn Fein y el DUP.

Desarme del IRA

La victoria es especialmente dulce para Ian Paisley, que ha capitalizado electoralmente su táctica de firmeza frente a los republicanos y aparece ante los unionistas como el hombre que ha conseguido el desarme del IRA y le ha obligado a renunciar públicamente a la lucha armada y comprometerse con la vía pacífica.

Pero Paisley parece no haber resuelto aún la gran duda que embarga y divide a su partido: aceptar o volver a rechazar la formación de un Gobierno compartido en el que el republicano Martin McGuinness sería su número dos.

El reverendo dio ayer mensajes contradictorios sobre sus intenciones. Cuando leyó una declaración tras ganar su escaño en el centro de recuento de Ballymena pareció estar dando la bienvenida a la formación de Gobierno, con referencias a "pasar página" y a la necesidad de estabilizar la provincia.

Pero cuando actuó por su cuenta, sin leer los papeles que probablemente le había escrito su segundo y gran ideólogo del compromiso histórico, Peter Robinson, apareció el pastor protestante agresivo y sectario de todos estos años.

Se subió a un estrado para cantar himnos religiosos junto a su mujer Eileen y su hijo Ian y empezó a lanzar diatribas contra el Sinn Fein y en especial contra Martin McGuinness, que estaba un poco más allá esperando el recuento de su propia circunscripción en el mismo centro electoral de Ballymena.

Paisley se entrevistará hoy con el ministro británico para Irlanda del Norte, Peter Hain, en el primero de lo que probablemente será una larga serie de encuentros antes de que se cumpla el plazo límite impuesto por Londres y Dublín para la formación de un gobierno autónomo y el restablecimiento de la autonomía, el día 26 de este mes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de marzo de 2007