Vodafone gana la batalla del móvil a Movistar y Orange

Los clientes de la firma británica gastan más y están mejor equipados

Vodafone ha sido el claro triunfador en la batalla de la telefonía móvil en 2006. Fue el único operador que ganó cuota de mercado, registró el mayor aumento de sus ingresos (15,3%), consiguió arrebatar más clientes a sus rivales Movistar y Orange (casi 350.000), el que tiene más usuarios de tercera generación (más de 2,2 millones) y recauda más por abonado. No obstante, Movistar aún conserva el 45,6% del mercado, con 21,44 millones de clientes, muy lejos de Vodafone (14,46 millones) y Orange (11,11 millones).

El rojo de Vodafone ganó al azul de Movistar y al naranja de Orange en 2006. La filial británica batió a sus rivales en prácticamente todos los campos, puesto que no sólo fue la única de las tres operadoras que ganó cuota de mercado (del 30% al 30,8%), sino que también tiene la mejor cartera de clientes: gastan más, hacen más llamadas y están tecnológicamente mejor equipados.

Y es que mientras los abonados de Orange gastan 25,08 euros al mes y los de Movistar 32,9 euros, los de Vodafone se dejan 35,3 euros mensuales. Además, la compañía británica tiene 2,28 millones de clientes que utilizan terminales de tercera generación, que permite conexión a Internet o videollamadas, frente a los 1,1 millones que posee Telefónica y los 422.000 de Orange. Los abonados de Vodafone hablan 178 minutos al mes de media y los de Movistar 157 minutos.

En las grandes cifras también batió a sus rivales Vodafone. Aumentó sus ingresos un 15,3%, mientras que tanto Orange como Movistar sólo pudieron aumentar su facturación un 4,1%. La cuota de mercado por ingresos pasó del 31,1% al 34%, mientras que sus dos rivales perdieron también peso.

Respecto al número absoluto de clientes sumado a lo largo del año, Movistar ganó 1,55 millones y Vodafone 1,44 millones pero con la salvedad de que la firma británica realizó una limpieza de 583.724 de líneas de prepago que estaban inactivas. Orange ganó 813.000 clientes nuevos.

En ese crecimiento de los ingresos ha influido mucho la mejora de la calidad de los clientes. Y es que Vodafone ha conseguido por primera vez que los clientes de contrato -los que gastan más- superen a los de prepago. El porcentaje de clientes de contrato sobre el total suponía al cierre del año el 54,1%, 5,5 puntos más que 12 meses antes.

También Vodafone es el operador que más clientes roba a sus rivales. Así, en conjunto, los operadores de telefonía móvil se intercambiaron 3.527.094 números en 2006 por el procedimiento de la portabilidad que permite conservar el número, un 7,5% más que en el año anterior. Y Vodafone resultó la gran beneficiada, con un saldo neto (clientes ganados menos perdidos) de 346.641 abonados seguida de Movistar, que ganó 161.162. Por su parte, Orange perdió 507.362 a manos de sus rivales.

La operadora británica sólo tiene un punto débil. Y es que sus clientes son menos fieles que los de su rival Movistar. La tasa de desconexión (churn) fue del 23,4%, es decir, que de cada 100 clientes nuevos que consigue pierde 23, mientras que el churn de su gran rival es del 20,8%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 07 de marzo de 2007.

Lo más visto en...

Top 50