El PSOE acusa a Pacheco de asfixiar la economía municipal con 15,8 millones de euros de deuda

El PSOE acusó ayer a su socio de gobierno en Jerez, el líder del PSA, Pedro Pacheco, de la asfixia económica que sufre el Ayuntamiento. En los dos últimos años y desde que se firmó el nuevo pacto local, la Gerencia Municipal de Urbanismo, dirigida por el propio Pacheco, adeuda a las arcas del Consistorio 15,8 millones de euros. Los socialistas piden al edil que transfiera el dinero comprometido y que corrija "su falta de implicación en la gestión municipal". Desde el PSA no desmienten las cifras, aunque hacen una lectura bien distinta.

La crisis económica del Ayuntamiento de Jerez y la falta de tesorería que sufren las arcas municipales han llevado a ala socialista del Gobierno de la ciudad a denunciar la deuda que acumula la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) que dirige Pedro Pacheco. En 2005, momento en el que el nuevo gobierno inició su andadura, la GMU, organismo autónomo del Ayuntamiento, dejó de transferir a la Casa Consistorial un total de siete millones de euros correspondientes a tasas urbanísticas. Ya en 2006, la deuda se incrementó en 9,8 millones más. Así, en los dos últimos años, el Ayuntamiento ha pagado a Urbanismo, tal y como estaba estipulado, 17 millones de euros, pero, a cambio, sólo ha percibido 4,3 millones que la alcaldesa de la ciudad, la socialista Pilar Sánchez, transfirió al propio Ayuntamiento para pagar las nóminas tras revocarle la firma a su socio como vicepresidente ejecutivo de la GMU.

Actualmente, el Consistorio debe 110 millones de euros a proveedores y acumula una deuda a largo plazo con los bancos de 100 millones más. En los últimos meses, se han tenido que establecer planes de pago con la concesionaria del servicio de limpieza, Urbaser, a la que se le han dejado de pagar 45 millones de euros; con la concesionaria del transporte urbano, a la que se le adeudan 22 millones; y con la constructora FCC, a la que se le liquidará en ocho años un pago pendiente de 36 millones de euros por la remodelación del circuito en 2001.

Ante esta situación, el delegado municipal de Economía y Recursos, el socialista Juan Manuel García Bermúdez, pide a Pacheco que "se ponga al día con la cuenta de la GMU, que ayude en los gastos de las 16 delegaciones de gobierno y que ponga el área de Urbanismo al servicio de la gestión municipal y no de sí mismo".

Desde el grupo del PSA, su portavoz, Antonio Sánchez, sin desmentir estas cifras, subrayó que en los datos de contabilidad oficial figura que desde el año 2000 y hasta diciembre de 2006 "el Ayuntamiento debe a la GMU 29,3 millones de euros". Una cifra que asciende a 66,4 millones si se suman las obras ejecutadas por el área de Urbanismo que no eran de su competencia y que revierten en el resto de delegaciones municipales.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS