Insa recupera la alcaldía de Ontinyent a título declarativo en el Supremo

El Tribunal Supremo ha dictado una sentencia por la que declara la nulidad del acuerdo del pleno del Ayuntamiento de Ontinyent que aprobó en 2001 una moción de censura contra Lina Insa, y establece su reposición en el cargo, aunque con "carácter declarativo", dado que ya expiró su mandato municipal.

Los hechos sobre los que se pronuncia la sentencia del Supremo se remontan a octubre de 2001, cuando el pleno del Ayuntamiento de Ontinyent aprobó, con los votos de los grupos municipales del PSPV, Bloc y Esquerra Unida, la moción de censura contra Insa y eligió como alcalde al nacionalista Rafael Portero. El TSJ declaró el 18 de junio de 2002 la nulidad de ese acuerdo plenario debido al sistema de votación utilizado -por grupos políticos en vez de nominal-, y reconoció el derecho de Insa a ser repuesta en el cargo con efectos desde octubre de 2001.

Tras este fallo, Portero convocó otro pleno para repetir la votación de manera individual, convocatoria que fue recurrida por Insa ante el TSJ. Un nuevo auto judicial indicó que, si la moción de censura había quedado inconclusa, los ediles podían volver a registrar una segunda moción y convocar el pleno durante los siguientes diez días hábiles. Insa consideró que los concejales firmantes de una moción de censura no podían volver a presentar otra dentro de la misma legislatura, por lo que presentó un recurso de súplica que el TSJ desestimó el 25 de julio de 2002. La ex alcaldesa presentó entonces recurso de casación ante el Supremo, que cuatro años y medio después ha dictado sentencia.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS