Reportaje:MERCADOS

La inversión no reacciona

Los altos precios frenan la toma de posiciones en la Bolsa

El Ibex 35 suma su segunda semana consecutiva a la baja como consecuencia de la propia altura de las cotizaciones y de la situación económica provocada en Estados Unidos por el incremento de la inflación. El Ibex 35 cede en esta semana el 0,57% y queda al cierre en 14.767,10 puntos.

La posibilidad de que la Bolsa española inicie un movimiento de corrección razonablemente serio ha crecido en los últimos días, en principio, por el desmantelamiento de posiciones que trajo consigo el anuncio de la subida de la inflación en Estados Unidos.

El Ibex 35 pierde en esta semana el 0,57% y queda en 14.767,10 puntos después de haberse acercado al soporte relativo de los 14.700 puntos en la jornada del pasado viernes.

Para los analistas, la posibilidad de una corrección seria del mercado está muy presente desde hace algunas semanas, aunque el mercado corregía y consolidaba posiciones sobre la marcha casi en cada sesión sin tomarse un respiro. Es, precisamente, ese crecimiento casi constante el que ha planteado las dudas con la proximidad del nivel de los 15.000 puntos, una zona psicológica cuya presencia era como una invitación a vender para muchos inversores.

El mercado de valores español ha acumulado una subida de casi el 40% en los ocho últimos meses, desde los 10.744,20 puntos en que se encontraba el Ibex 35 el día 14 de junio de 2006 hasta el pasado miércoles, cuando marcó un máximo histórico intradía en 14.963,60 puntos. Es esta subida casi ininterrumpida la que parece "exigir" una limpieza a fondo del mercado. No se trata en esta ocasión de "separar el trigo de la paja", ya que en este tiempo la inercia del mercado no ha arrastrado a todos por igual, sino de ajustar posiciones de manera que precios y expectativas coincidan lo más posible. En las últimas semanas los analistas han mejorado el precio objetivo de algunos valores para adaptarlo al mercado, pero sin variar por ello su recomendación, en muchos casos neutra, debido a esa altura de la cotización.

Entre los indicadores económicos publicados esta semana destacó el IPC de Estados Unidos para el mes de enero que, con un incremento del 0,2% y una tasa subyacente, que no tiene en cuenta los precios de la energía, del 0,3%, vuelve a plantear la posibilidad de nuevas subidas de los tipos de interés. Los índices adelantados, o índices de tendencia, del mes de enero confirmaron la fase de debilidad de la economía estadounidense y forzaron descuentos en la Bolsa, situación de la que el mercado español se ha hecho eco con más intensidad que el resto de las plazas europeas.

Los datos de la economía española, sin embargo, invitan al optimismo, pues el avance del IPC de enero deja la tasa interanual de inflación en el 2,4%, al tiempo que se anunciaba que el PIB de 2006 creció a un ritmo del 3,9% con el 1,2% en el último trimestre.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS