Simancas premia a su 'núcleo duro'

El Comité Regional del Partido Socialista de Madrid elige hoy la lista que se batirá por la Comunidad de Madrid en las elecciones del 27 de mayo. El líder socialista, Rafael Simancas, ha cerrado en el último momento su propuesta, que se caracteriza por arriesgar poco. El núcleo duro de diputados que le ha acompañado en esta legislatura continuará en el próximo mandato muy probablemente: se reparten los 15 primeros puestos, que en teoría saldrán elegidos en los próximos comicios. Pese a que hay nombres nuevos, apenas son conocidos. Entre ellos, la sindicalista Maru Menéndez, la activista de la Mujer Pepa Pardo o la presidenta de la federación de asociaciones de padres Giner de los Ríos, Mercedes Díaz.

A la candidatura se incorporan una activista de la Mujer, Pepa Pardo, y la presidenta de la asociación de padres Giner de los Ríos, Mercedes Díaz
Tres mujeres, Matilde Fernández, Ruth Porta y Maru Menéndez, serán el apoyo fundamental con el que trabajará el candidato el próximo mandato
La lista socialista a la Comunidad de Madrid mantiene en los primeros 20 puestos al equipo con el que ha trabajado su líder en la Asamblea

"No voy a pensar mi lista hasta el último momento", explicaba hace unas semanas Rafael Simancas, candidato socialista a la Comunidad de Madrid en las elecciones del próximo 27 de mayo. "Es un consejo de Zapatero, que me dijo: 'Si no quieres que se filtre antes de tiempo, ni la pienses".

Con esta premisa, la candidatura -que se cerró ayer, un día antes de que sea discutida y aprobada en el Comité Regional del Partido Socialista de Madrid (PSM)- ha sido elaborada por el propio cabeza de lista y su entorno más cercano, sin apenas intervenciones. Hasta el punto de que el líder socialista se ha permitido eludir el tradicional reparto de puestos por familias que distinguía las listas del PSM.

Pocos nombres nuevos de relumbre aparecen en ella. Y eso que hay renovación en el 40% de los 61 primeros puestos, los que formarían la mayoría en el futuro parlamento de 122 diputados. Entre los seis primeros, estará la actual secretaria de Política Institucional de UGT, Maru Menéndez, que, según fuentes socialistas, formará, junto a las portavoces adjuntas Ruth Porta y Matilde Fernández, la "triada" de mujeres que dirigirá el trabajo con Simancas.

También contará con Pepa Pardo, secretaria de Mujer del PSM, y el alcalde de Leganés, José Luis Pérez Ráez. "Las mujeres que se incorporan son líderes sociales y de ciudadanos", explicaron fuentes socialistas, que recalcaron que proceden de trabajar en la educación, con inmigrantes, discapacitados o en los sindicatos. Entre ellas, la presidenta de la Federación de Asociaciones de Padres Giner de los Ríos, Mercedes Díaz.

Pero la principal característica de la candidatura es que el núcleo duro de Simancas continúa intacto. La línea oficial del partido explica que es señal de la confianza de Simancas en el equipo, "que ha trabajado muy bien y se ha consolidado". Hay otras interpretaciones.

Una dice que Simancas premia así una labor de oposición que, sin embargo, es cuestionada en las filas internas por su escaso resultado. Hace ya tiempo que algunos diputados se quejan de que el líder socialista no escucha más que a su entorno, asume como propio todo el trabajo y existe un férreo control de la actividad de los diputados.

También hay quien explica que Simancas garantiza así la continuidad de su equipo en el caso de que se produzca un batacazo electoral. Entonces, el llamado a sustituirle como jefe de filas, se encontraría en la Asamblea con un entorno desfavorable. ¿Quiénes son estos diputados? El núcleo duro lo configuran Porta y Fernández, el secretario de Organización, Andrés Rojo, el presidente de la Comisión Ejecutiva del PSM, Pedro Sabando, o su secretario ejecutivo, Francisco Cabaco. También la secretaria segunda de la Asamblea, Helena Almazán, y algunos de los diputados en los que Simancas ha confiado la labor de oposición: José Quintana, en Transportes; Modesto Nolla, en Urbanismo; Adolfo Navarro, en Educación; y Lucas Fernández, en Sanidad.

Irán en los 20 primeros puestos. En teoría, con el escaño garantizado (en las elecciones de 2003, el PSM obtuvo 45 diputados). Y, junto al resto, se repartirán en cremallera, hombre-mujer, para cumplir con la futura Ley de Paridad. Una lista para no arriesgar.

Rafael Simancas (centro) junto a algunos dirigentes de su partido. Entre ellos, Matilde Fernández (segunda por la izquierda).
Rafael Simancas (centro) junto a algunos dirigentes de su partido. Entre ellos, Matilde Fernández (segunda por la izquierda).CRISTÓBAL MANUEL

Matilde Fernández: La voz amable

Cuando en 2003 Matilde Fernández, de 57 años, anunció que abandonaba la política, poco se podía imaginar que aún debía enfrentarse a dos elecciones autonómicas: las de ese año, tras la espantada de Tamayo y Sáez, y las del próximo 27 de mayo. Siempre como número dos de la lista.

Licenciada en Filosofía y Letras, fue ministra de Asuntos Sociales (1988-1993), diputada del Congreso durante 10 años y también concejal del Ayuntamiento de Madrid (1999-2003). En la actualidad es portavoz adjunta del grupo socialista, donde trabaja codo con codo con Ruth Porta. A Fernández le ha tocado el papel de poli bueno, es la voz amable del grupo socialista, y sus intervenciones las pronuncia con tono de educadora de colegio de monjas.

Maru Menéndez: La leal sindicalista

Como muchos madrileños, Maru Menéndez, de 46 años, nació en otra ciudad, Ferrol (A Coruña), de donde llegó a los tres meses. Pese a que ahora da el salto desde UGT, donde es secretaria de Política Institucional, a la primera fila del Partido Socialista de Madrid, en el que milita por la agrupación de Puente de Vallecas, no es ninguna pirueta, pues ambos proyectos beben de la misma fuente.

Licenciada en Psicología y técnica superior del Instituto Nacional de Empleo, casi toda su trayectoria profesional ha discurrido por la vía sindical. En su entorno la definen como una persona leal en lo personal, muy cercana, de abrumador sentido de la responsabilidad y perseverante. Es aficionada a la música, el cine y la lectura y a su hija de 23 años.

Ruth Porta: El látigo contra el PP

La portavoz adjunta en la Asamblea, Ruth Porta, de 49 años, es probablemente una de las personas más odiadas en el hemiciclo por los diputados que se sientan enfrente, los del PP, pero también por muchos de los suyos. Se ha destacado por ser la mano derecha de Rafael Simancas y la cabeza pensante de la estrategia de oposición y ha ejercido de comisaria política. Muchos la llaman Cruella de Vil.

Licenciada en Derecho, tiene una dilatada experiencia en la Administración. Ésta ha sido su primera legislatura como diputada, tras ser concejal en el Ayuntamiento de Madrid (1995-2003). Ha protagonizado duros enfrentamientos en el Parlamento y es criticada por las actividades de su marido, Enrique Benedicto Mamblona, constructor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 24 de febrero de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50