El juez envía a prisión al jefe de la comisaría de Ronda y a dos policías más por corrupción

El juez de Instrucción número 3 de Ronda (Málaga) decretó anoche prisión comunicada sin fianza para tres de los policías detenidos el pasado martes y para el empresario arrestado por los mismos hechos.

Los tres policías -el inspector jefe, un subinspector y un inspector de la Comisaría de Ronda- ingresarán en una prisión de Sevilla especial para funcionarios. El empresario, que regenta un bar en el centro de la citada localidad malagueña y al que se le incautaron 60 gramos de cocaína en un registro, lo hará en la cárcel de Alhaurín de la Torre (Málaga).

El juez les imputa delitos contra la salud pública, prevaricación, abusos sexuales, abuso de superioridad, cohecho, falsedad documental, estafa y extorsión, según explicaron dos abogados de la defensa. Uno de ellos denunció la "indefensión" de su defendido, por considerar que, ante un juez instructor y un fiscal que también lo es, no están garantizados sus derechos básicos. Igualmente, se mostró esperanzado en que dentro de "15 o 20 días" pueda quedar en libertad.

Los otros cuatro agentes del Cuerpo Nacional de Policía detenidos el pasado martes quedaron ayer en libertad con cargos tras declarar en el juzgado número 3.

Los detenidos fueron trasladados desde la capital malagueña y comenzaron a declarar ante el juez a mediodía de ayer.

Las detenciones, realizadas por la unidad de asuntos internos de la policía, han llegado más de dos años despúes de que la cúpula policial fuera alertada por escrito de que se estaban produciendo graves irregularidades entre la plantilla de esta localidad.

Un informe alertaba de que se estaban produciendo en la comisaría de Ronda "extorsiones en clubs de alterne, sustracciones de sustancias estupefacientes a traficantes de drogas, connivencia con delincuentes, prevaricación y detenciones ilegales". También advertían de que no era fácil de demostrar y de que nadie se atrevía a señalar a los responsables "por miedo".

Según fuentes policiales, "era de dominio público" que en la comisaría de Ronda, en la que apenas había una treintena de agentes, se producían demasiadas irregularidades. Las mismas fuentes aseguran que los arrestados traficaban con documentos y pasaportes y "hacían la vista gorda" con el menudeo de drogas en la zona de bares de Ronda "a cambio de favores".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 22 de febrero de 2007.

Lo más visto en...

Top 50