La Administración ya tiene listo el trazado de la línea de alta tensión Bescanó-Francia

Red Eléctrica de España (REE) ya tiene prácticamente definido el trazado de la línea de alta tensión entre Bescanó y Santa Llogaia d'Àlguema, junto a la frontera francesa. Un tramo de unos 30 kilómetros que cruza de sur a norte la provincia de Girona.

REE anunció ayer durante un seminario informativo que enviará la documentación a los ayuntamientos afectados a lo largo del el próximo mes de abril. El documento concretará los puntos exactos del territorio donde se situarán los soportes y las torres de la infraestructura eléctrica. El proyecto se podrá consultar públicamente a principios del verano y a partir de ese momento se abrirá el periodo para presentar alegaciones al trazado de la polémica línea.

La compañía también ha avanzado que será a partir del verano cuando podrán empezar los trabajos de construcción de la línea en el tramo que ya está aprobado, Sentmenat-Vic-Bescanó, aprobado desde hace años.

Se trata de un recorrido de 86 kilómetros que discurre por siete municipios gerundenses: Viladrau, Sant Hilari Sacalm, Osor, Santa Coloma de Farners, Brunyola, Anglès y Bescanó. Las previsiones de REE son que las obras de este tramo estén terminadas en el verano de 2009.

Los representantes de REE han reiterado la necesidad de la interconexión eléctrica con Francia para garantizar la calidad del suministro en Girona y, especialmente, para la alimentación del tren de alta velocidad.

El punto de conexión con Francia es objeto de discrepancias en el seno del tripartito en lo que se refiere a su necesidad y conveniencia: ICV presenta serias dudas frente a los socialistas, defensores de la línea para alimentar al AVE y las comarcas costeras de Girona. Un segundo punto, para el supuesto de la interconexión con Francia, es el punto de paso. En esto, al margen de las preferencias de los gobiernos catalán y central, está la decisión que puedan tomar los franceses, que será, al final, el elemento decisivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 22 de febrero de 2007.