La dirección del PNV sugirió a Egibar que reconsiderase la candidatura de Jon Jauregi

El presidente guipuzcoano le mantuvo como candidato pese a las dudas del EBB

La dirección nacional del PNV recomendó el pasado mes de noviembre al presidente de su ejecutiva guipuzcoana (el GBB), Joseba Egibar, que reconsiderase el nombramiento de Jon Jauregi como candidato a diputado general de Guipúzcoa haciéndose eco de las supuestas irregularidades en las que podría haber incurrido al no haber declarado a la Hacienda foral la totalidad de sus propiedades. Fue al tesorero de la ejecutiva nacional (el EBB), José María Zalbidegoitia, a quien se encomendó contrastar los rumores. Tras ello, varios dirigentes trasladaron a Egibar la preocupación de la ejecutiva y su recomendación, que éste desoyó invocando la presunción de inocencia.

A mediados de noviembre, los rumores sobre posibles irregularidades en que habría incurrido el también miembro del GBB y ex alcalde de Beasain, Jon Jauregi, llegaron hasta la dirección nacional del PNV. Fue un mes antes de su ratificación, tras haber sido designado por la ejecutiva guipuzcoana como candidato a diputado general, en medio de la polémica interna que provocó el desplazamiento del actual mandatario provincial, Joxe Joan Gonzalez de Txabarri, interpretado como una venganza política por su alineamiento con el presidente del partido, Josu Jon Imaz.

Miembros de la dirección del PNV, preocupados por las consecuencias electorales que pudiera tener una hipotética confirmación de los rumores, encomendaron al responsable de finanzas de la ejecutiva nacional, José María Zalbidegoitia, que contrastase esas informaciones de forma discreta y con el conocimento de Egibar.

Fuentes del EBB confirmaron a este periódico que, tras esa constatación y al considerar "verosímil" su contenido, Zalbidegoitia trasladó su preocupación al también dirigente del partido Eusebio Arrese, afín a Egibar. Posteriormente, en un contacto informal tras una reunión semanal de la ejecutiva nacional, Imaz y otros dirigentes trasladaron a Egibar su inquietud por las consecuencias que podría acarrear el nombramiento de Jauregi. Aclararon al presidente guipuzcoano que sus dudas no tenían que ver con la rivalidad entre los candidatos ni con el desplazamiento de González de Txabarri, y le sugerieron que reconsiderase su decisión porque pudiera afectar a la imagen e intereses del partido.

Las fuentes informantes precisan que Egibar se resistió a aceptar la sugerencia del EBB y mantuvo a su candidato invocando su presunción de inocencia. El presidente del GBB destacó el carácter confidencial de la información en que se basaba la acusación de ocultar propiedades a la Hacienda foral -el contenido de una declaración fiscal totalmente privada-, cuya divulgación podría implicar la comisión de un delito.

Dos empresas

El propio Jon Jauregi admitió el pasado lunes, al referirse a estas acusaciones en el acto de proclamación del candidato peneuvista a alcalde de Elgoibar, que en diciembre pasado, "ante los rumores" sobre su situación patrimonial, pidió voluntariamente a Hacienda una revisión de su situación fiscal. Precisó que no estaba obligado a hacer una declaración complementaria de patrimonio porque sus bienes no llegan al límite legal de 180.000 euros.

La información adelantada por la SER el lunes de que Jauregi no ha declarado dos pisos de su propiedad -uno en Jaca (Huesca) y otro en la localidad vascofrancesa de Ciboure- fue respondida inmediatamente por el GBB, que le requirió que desmintiese "las falsedades". De lo contrario, anunciaba las "acciones judiciales que pudieran corresponder". La emisora respondío ayer diciendo que mantiene "todos los extremos de esta información".

La emisora apuntó ayer que la Diputación a cuya presidencia opta Jauregui "debe decidir" sobre varios proyectos de las dos empresas en las que trabajó el candidato del PNV durante los tres años que estuvo alejado de la política: la promotora inmobiliaria Urbialde y la firma de transporte de caudales DBS, uno de cuyos principales accionistas, Serbitzu Elkartea, preside la sociedad Bidelan, que gestiona la A-8.

Los partidos de la oposición coincidieron en pedir a Jauregi que aclare estas informaciones. El portavoz del PP, Leopoldo Barreda, pidió la renuncia a la candidatura "si no aclara su situación con Hacienda".

La portavoz de Aralar en las Juntas guipuzcoanas, Rebeka Ubera, criticó las "evidentes vinculaciones" que tienen con el PNV las distintas empresas en las que trabajó Jauregi.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 20 de febrero de 2007.

Lo más visto en...

Top 50