Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Media Europa, a la espera de que se salde la deuda con el laboratorio de Barcelona

El laboratorio antidopaje de Barcelona, dependiente de un instituto municipal, ha sido el elegido por el juez Serrano para el análisis de todas las bolsas de sangre y plasma intervenida, así como para cualquier otra necesidad. Y fue este laboratorio, homologado por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) y dirigido por Jordi Segura, el que halló EPO exógena en noviembre en las ocho bolsas de plasma en que lo buscó. El juez desea que se analicen las casi 200 bolsas restantes, pero el laboratorio se niega ya que pide que antes se le abonen los aproximadamente 25.000 euros que costaron los primeros análisis. Pero los procedimientos judiciales habituales no contemplan esta urgencia, por lo que los análisis están detenidos y el procedimiento judicial empantanado.

Habitualmente, los pagos de pruebas periciales se contabilizan como gastos judiciales y los abona terminado el procedimiento la parte que decida el juez, pero en este caso extraordinario tal uso no vale. Por ello, el juez Serrano ha decidido tomar medidas al respecto una vez que terminen, probablemente en primavera, los interrogatorios a la cincuentena de ciclistas implicados, incluidos los extranjeros, para quienes ya han sido remitidas las correspondientes comisiones rogatorias.

Pero la Operación Puerto, el retraso en su instrucción que tan mal se compadece del ritmo que llevan las competiciones deportivas, no sólo afecta a intereses españoles, hay daños colaterales en media Europa.

En Alemania, por ejemplo, donde se sigue un proceso penal por estafa contra Jan Ullrich y Óscar Sevilla, miembros del T-Mobile supuestamente beneficiarios de tratamientos dopantes por parte de Eufemiano Fuentes. Y la prueba principal para probar su implicación es la del cruce del ADN de la sangre de las bolsas supuestamente pertenecientes a ambos ciclistas con el que se descubra en las muestras biológicas que se ha demandado a los corredores. Esta prueba está actualmente en suspenso, a la espera de que el laboratorio de Barcelona extraiga pequeñas muestras de las bolsas de plasma y sangre de Sevilla y Ullrich.

Igualmente, en Italia, donde la fiscal de Bérgamo abrió hace meses un sumario por dopaje en el que está implicada, entre otras personas, la hermana de Ivan Basso, se está a la espera de recibir muestras de sangre presuntamente correspondientes al ciclista italiano para seguir adelante con la investigación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de febrero de 2007