"Asumimos nuestra propia formación"

Los bomberos privados denuncian la falta de coordinación entre parques

La situación de los bomberos de los catorce parques privados que se reparten por toda la comunidad la conoce bien Miguel Ángel Couselo Castiñeiras, agente en Ordes desde el año 2004. Después de realizar unas pruebas físicas y teóricas fue contratado por la empresa Veycar, donde cobra 850 euros al mes después de una revisión del convenio aprobada hace algunas semanas. El salario no incluye ningún complemento por disponibilidad ni por el peligro que entrañan algunas de sus intervenciones.

La empresa financia 21 horas anuales de formación, unos cursos escasos que los agentes complementan financiando de su propio bolsillo jornadas en un centro de Jovellanos (Asturias). Pese a todo, las condiciones laborales son sólo una parte de sus conflictos, el resto tienen que ver con sus competencias a la hora de acudir a las emergencias que se le presentan: "Estamos teniendo problemas con Protección Civil a la hora de asumir el control en determinadas situaciones de crisis porque a ley no nos otorga la competencia de agentes de la autoridad". "Además", continúa, "no tenemos ningún ente que nos coordine, ni tampoco hemos ensayado protocolos de actuación en colaboración con otras fuerzas del orden".

"Tampoco nos parece justo cobrar la mitad que otros compañeros funcionarios con los que coincidimos en accidentes de tráfico; sentimos impotencia porque también nosotros nos estamos jugando la vida".

Una experiencia similar es la que viven los agentes en los parque de Ribadumia y Vilagarcía gestionados por Celta Prix. Uno de los bomberos contaba ayer cómo, durante los primeros minutos del incendio de la empresa química Brenntag, apenas dos bomberos tuvieron que enfrentarse a la amenaza de los tanques en llamas. "Tuvimos que hacer frente a una catástrofe química sin percibir ningún complemento de peligrosidad ". Este bombero se lamentaba ayer en la manifestación de que se esté dotando de equipos de excarcelación a "chavales de 16 años que sólo son voluntarios de Protección Civil sin experiencia para que actúen en caso de accidente".

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 14 de febrero de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50