Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los interrogatorios ilegales de la policía española

Lachen Ikassrien: "Los españoles me interrogaron cinco veces"

Lachen Ikassrien, de 39 años, ex preso marroquí en Guantánamo, recuerda haber sido sometido por policías españoles a cinco interrogatorios entre 2002 y el 18 de julio de 2005, fecha en la que llegó en un avión de la CIA a la base militar de Torrejón de Ardoz. Iba encapuchado y rodeado de soldados. Según aseguró a EL PAÍS en una entrevista publicada el pasado 19 de noviembre, el último interrogatorio fue después del 11 de marzo de 2004.

Ahora recuerda así su último encuentro en Guantánamo con los agentes españoles: "Aquel día los norteamericanos me trataron de una forma diferente. Me condujeron a un lugar más incómodo y Ana, una de mis guardianes, que parecía muy enfadada, me dijo que aquella gente [los agentes españoles] sólo querían vengarse de mí, que me daba la oportunidad de agredirles, de pegarles durante la entrevista. Querían utilizarme. Me dejaron libre sin cadenas ni esposas. Querían que les atacara, pero yo no lo hice y Ana me criticó. ¿Estoy aquí por el 11-S o para pegar a los españoles? Cuando me llevaron al módulo les pregunté a los soldados puertorriqueños y me dijeron que se había producido un cambio de Gobierno en España, que España ya no era amigo porque el nuevo presidente había sacado a las tropas de Irak. Se les veía molestos con los policías españoles".

Lachen vive hoy en Getafe tras haber sido absuelto por la Audiencia Nacional, que anuló los interrogatorios obtenidos en Guantánamo, pero no recuerda con exactitud las fechas en las que se produjeron los interrogatorios. "Allí no teníamos noción del tiempo ni del lugar en el que nos encontrábamos, pero conseguimos algunas referencias gracias a otros presos más antiguos o a algunos guardianes".

"Torturado con más saña"

Según su testimonio el primer encuentro con la policía española se produjo en mayo de 2002. La comitiva la encabezaba un diplomático español de la Embajada en Washington y policías dirigidos por Gómez Menor, entonces uno de los jefes de la Unidad Central de Información Exterior. "Después del primer encuentro, los militares norteamericanos me torturaron con más saña", asegura.

La siguiente visita fue en julio y la policía dejó constancia del interrogatorio en un informe remitido a la Audiencia. Ikassrien cree que el tercer interrogatorio tuvo lugar a principios de 2003. Le hicieron escuchar cintas grabadas a Eddin Barakat, Abud Dahdah. Según su versión, en junio o julio de 2003 le interrogaron de nuevo. "Vinieron con más fotos. Les dije que cada vez que venían, los norteamericanos me torturaban". La quinta visita, en la que también fue "interrogado", según dice, fue tras el 11-M.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de febrero de 2007