Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rey pide a Corea que abra el mercado a las firmas españolas

El rey Juan Carlos le pidió anoche al presidente de Corea del Sur, Roh Moo hyun, que su país abra los mercados, de modo que España pueda remontar el abultado déficit de más de 2.500 millones de euros que resulta cada año del comercio bilateral.

Moo hyun inició ayer la primera visita de un presidente coreano a España, 13 años después de que don Juan Carlos y Doña Sofía realizaran su único viaje a la República de Corea. En aquellas fechas de enero de 1994, los dos países pusieron las bases para unas relaciones ambiciosas, que, en el campo económico, incluían todos los instrumentos al uso, como el acuerdo de protección y promoción recíproca de inversiones, el acuerdo para evitar la doble imposición y una comisión mixta interministerial, que nunca llegó a reunirse.

La crisis asiática de 1997 dio al traste con todos los planes, y desembocó en un repliegue comercial de Corea, que fue acusada ante la OMC por la Unión Europea de falsear los precios de su industria naval con ayudas ilegales y subvenciones cruzadas. El déficit comercial español ha pasado desde entonces de 400 millones de euros a los 2.500 millones citados.

"Las autoridades coreanas tienen una mentalidad proteccionista que debe cambiar", subraya una fuente diplomática española, tras señalar los alambicados problemas burocráticos que afrontan los intentos actuales de potenciar las exportaciones de productos agroalimentarios a Corea, o las dificultades de la aeronáutica estatal Casa para vender de vender un avión CN-212 de vigilancia costera a un país que ya compró dos CN-235.

"Fuerte desequilibrio"

En ese contexto se inscriben las palabras del Rey, en el brindis de la cena. "Sabéis bien que nos preocupa el fuerte desequilibrio de nuestra balanza de pagos. Un mercado tan abierto como el español ha dado su bienvenida a la calidad y competitividad de las exportaciones coreanas. También desearíamos que las exportaciones españolas, cada vez más pujantes y sofisticadas, pudieran aumentar en igual medida hacia Corea", dijo.

La lucha contra el déficit comercial es el objetivo primario del esfuerzo que la política exterior española desarrolla en Asia, especialmente en China, Japón e India. En el caso de Corea, la principal causa del desequilibrio reside en la potencia de su industria automovilística. La visita del presidente coreano dará también ocasión para la firma de un acuerdo político, que prevé reuniones anuales de nivel ministerial, junto a otros tecnológicos y culturales. Roh Moo hyun aseguró anoche que "no hay ningún coreano que no conozca a Picasso".

Un estudio del Real Instituto Elcano presentado ayer en Madrid sobre La imagen de España en China afirma, sin embargo, que sólo el 7% de los chinos conocen al genial pintor malagueño, mientras que 42% de ellos relacionan a España con los toros y la asocian, por ello, con el color rojo. La conclusión de los autores del informe es que España es una perfecta desconocida en China.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de febrero de 2007