Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fusión de Alcatel y Lucent se cobra 12.500 puestos de trabajo

La fusión de la francesa Alcatel y la norteamericana Lucent para crear un gigante de las telecomunicaciones se ha cobrado sus primeras 12.500 víctimas en forma de puestos de trabajo, 3.500 más de las que inicialmente se había previsto en el plan de reestructuración. La compañía tiene una plantilla global de 82.800 personas.

La empresa tuvo pérdidas por valor de 618 millones de euros en el cuarto trimestre de 2006, si bien acabó el ejercicio de su primer año como Alcatel-Lucent con unos beneficios de 522 millones, aproximadamente un tercio de los 1.674 millones que obtuvieron por separado ambas compañías en 2005.

"Son decisiones difíciles pero necesarias e intentaremos aplicarlas de forma responsable", dijo la consejera delegada de Alcatel-Lucent, la norteamericana Patricia Russo. "Mantendremos la plantilla apropiada para responder a las necesidades de nuestros clientes", añadió. El plan de integración de las dos empresas para crear "una empresa más competitiva a largo plazo y fortalecer el modelo operativo" se extenderá a lo largo de tres años. Russo calcula que el ahorro será de 1.700 millones de euros.

La empresa resultante de la fusión, aseguró Russo, ha realizado "avances importantes en sus planes de integración" en la transformación de las redes al protocolo IP, el fortalecimiento de los contenidos de vídeo y multimedia, y la mejora de la movilidad.

Mayor eficacia

El proceso de integración, añade, avanza en la línea de crear una mayor eficacia y reforzar la competitividad. Los 3.500 puestos de trabajo extra que serán eliminados respecto a la primera estimación se deben a la revisión del plan que pretende "la optimización de nuestros servicios, eliminar recursos duplicados y racionalizar la producción".

Según el sindicato francés CFDT, la empresa tiene actualmente 82.800 empleados, de los que 12.500 están en Francia. Durante los últimos 10 años, Alcatel redujo su plantilla en 55.000 trabajadores. Los sindicatos temen que, sólo en Francia, se pierdan más de mil empleos. La CGT emitió ayer un comunicado señalando que los trabajadores de la empresa "se encuentran bajo un sentimiento de injusticia" y apuntan a que los cortes tendrán mayor incidencia en Europa que en Estados Unidos.

Las acciones de Alcatel-Lucent, que sufrieron un importante descalabro cuando se produjo la fusión se han ido recuperando. Ayer la empresa cerró a 10,40 euros con una subida del 0,10%. Y no precisamente por los resultados de 2006. El año pasado, los ingresos de la compañía cayeron un 1,6%, hasta 18.254 millones de euros, y el beneficio operativo un 8%, para situarse en 6.745 millones. La caída tuvo lugar en el cuarto trimestre, poco después de que se anunciara la fusión. Pero ayer Russo anunció que, "pese a que los resultados del cuarto trimestre son desfavorables, los beneficios positivos a largo plazo de la fusión y el potencial de crecimiento a Alcatel-Lucent se mantienen".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de febrero de 2007