La Vital estima "incomprensible" la destitución de su presidente de la patronal provincial

La comisión ejecutiva de la Caja Vital, la principal entidad financiera alavesa, criticó ayer que su presidente, Gregorio Rojo, haya sido destituido de la dirección de la patronal provincial, el SEA. La Junta Rectora de la organización empresarial resolvió en la noche del miércoles por 17 votos a favor, nueve en contra y tres abstenciones sustituir a Rojo de su comité ejecutivo, en el que ocupaba la vicepresidencia tercera en representación de la caja, así como a Francis Huidobro, de Carpintería Llodiana.

La ejecutiva de la entidad de crédito va a encargar un informe jurídico sobre la decisión, "no incluida en el orden del día y adoptada con votos delegados", por si contraviniese los estatutos del SEA. Para la cúpula de la Vital, que recordó en un comunicado que Rojo no participaba en la patronal a título individual, sino en representación de la caja, su destitución supone una "actitud incomprensible hacia la primera institución financiera de Álava".

La reunión de la Junta Rectora del SEA había sido convocada para elegir a su nuevo secretario general, un puesto vacante desde la dimisión de José Manuel Farto en mayo pasado. El cargo será ocupado de forma provisional por el actual director adjunto de la patronal, Aitor Otaola, hasta que se elija de forma definitiva al sustituto de Farto, según decidió la Junta Rectora por mayoría.

Las tensiones entre nacionalistas y populares por controlar la patronal laten al fondo de este desencuentro. La Vital concluía ayer su nota recalcando que "la coyuntura política y las urgencias personales deben permanecer al margen de los ámbitos de dirección y de decisión de SEA".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0008, 08 de febrero de 2007.