Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Landis renuncia a correr el Tour 2007

La Agencia Francesa Antidopaje aplaza la audiencia de los abogados del ciclista

La Agencia Francesa de Lucha contra el Dopaje (AFLD) pospuso ayer la audiencia en la que los abogados del ciclista estadounidense Floyd Landis, ganador del Tour 2006 y en el que dio positivo por testosterona, debían explicar los principios de su defensa del corredor. La AFLD, que sólo puede prohibir a Landis correr en territorio francés, permitió al corredor concentrarse en su defensa frente a la Agencia Estadounidense Antidopaje (USADA), en mayo, a cambio de que se comprometiera a no participar en ninguna carrera en suelo francés, incluyendo el Tour de Francia de este año.

En función del curso que siga la comparecencia de Landis ante la Agencia Estadounidense Antidopaje, el organismo francés establecerá una nueva fecha para examinar el caso del corredor estadounidense. La decisión permite a Landis ganar tiempo y supone una nueva victoria de su campaña de imagen, con la que ya ha recaudado cientos de miles de euros para la causa de su defensa a través de su página web.

Que Floyd Landis ganó mucho y perdió poco, prácticamente nada, lo dice su cadera, su calendario y su equipo: el corredor se operó de una lesión de cadera nada más proclamarse campeón de la carrera francesa, y su estado de forma es una incógnita.

Como resultado de esa operación y de lo absorbente en cuanto a tiempo y medios que está resultando su defensa, Landis anunció que no correría en el presente año. Y el ciclista estadounidense no tiene equipo. Difícilmente encontrará alguno hasta que no consiga explicar su positivo, desacreditado por su defensa con variados argumentos: que Landis produce esos niveles de forma natural y endógena "desde que era un juvenil"; que el laboratorio antidopaje de la capital francesa, uno de los más reputados del mundo, no es fiable y ya ha fallado en sus análisis en otras ocasiones; que con él se han equivocado en la codificación, en el etiquetado de sus pruebas; que la prueba utilizada para determinar el origen exógeno, externo y por lo tanto artificial de la testosterona presente en su cuerpo no es fiable al cien por cien...

"Floyd está satisfecho de que la Agencia Francesa Antidopaje haya acordado la suspensión de su decisión hasta que no sea escuchado por la Agencia Estadounidense Antidopaje (USADA) en el próximo mes de mayo", señaló Michael Henson, portavoz del corredor. Michael Henson, además, apuntó que "procedimientos simultáneos" en Estados Unidos y en Francia podían producir "la posibilidad de una inconsistente aplicación de las reglas, de juicios contradictorios y acabar provocando una gran pérdida, financiera y personal, a Floyd".

El propio ciclista estadounidense, en un comunicado público, especificó que su compromiso incluía carreras profesionales y de aficionados, y coincidió, por una vez, con la opinión de la Agencia Mundial Antidopaje: "Es una decisión de sentido común", opinó Jean-François Lamour, su presidente, "que permite a la USADA preparar la vista de manera adecuada.

La Agencia francesa está obligada a seguir el Código de la Agencia Mundial Antidopaje y, al retrasar la decisión, así lo hace".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de febrero de 2007