El consejo de Endesa evitará recomendar expresamente la OPA de E.ON

Comisiones Obreras exige al grupo alemán garantías escritas sobre el empleo en la eléctrica

El consejo de Endesa analizará hoy la oferta definitiva de 38,75 euros por título (41.027 millones de euros por el 100%) lanzada por el grupo alemán E.ON el pasado viernes. Los 13 consejeros de la eléctrica sopesarán las opiniones de los bancos asesores, pero, previsiblemente, no harán una recomendación expresa de aceptación de la OPA a los accionistas. Tras la retirada de Gas Natural, las partes aún en liza, la propia E.ON, Acciona (21,03% del capital) y Caja Madrid (9,9%), esperan antes de mover ficha. El sindicato CC OO pidió ayer a E.ON garantías escritas de mantenimiento del empleo.

Más información

Los jugadores de la gran partida en torno a Endesa se miran por el rabillo del ojo. Esperan que el primer movimiento lo haga el contrario. Hoy, el consejo de administración de Endesa debe, teóricamente, tomar partido y descubrir parte de la jugada ligada en los últimos meses. El consejo se reúne para examinar la oferta de E.ON y emitir su informe sobre ella. Pero, previsiblemente, tratará de guardar la mayor parte de sus cartas y ser lo más neutral posible.

Por supuesto, el órgano de administración de la eléctrica tendrá en cuenta que ayer, el consejo de Caja Madrid (9,9% del capital de Endesa) acordó esperar a la junta extraordinaria que debe convocar la eléctrica en marzo antes de decidir si acude a la OPA de E.ON o no. También tendrá en cuenta que el accionista principal, Acciona (21,03%), sin presencia en el órgano de administración, mantiene aún viva la llama de la resistencia contra el grupo alemán.

Así las cosas, la opinión mayoritaria entre los implicados en el proceso de OPA es que el consejo de Endesa (fuentes oficiales de la compañía declinaron ayer comentar el posible desenlace de la reunión) emitirá un informe muy medido.

Endesa y la pantalla

Seguirá la línea trazada en la comparecencia del viernes por el presidente de la compañía, Manuel Pizarro. En dicha comparecencia, Pizarro evitó lanzar las encendidas proclamas de independencia que manejó en la junta de 2006 y sustituyó el lema más utilizado en los últimos meses "Endesa vale más" por el "Endesa vale lo que dice la pantalla [el pasado jueves, en torno a 39 euros]" y el "defenderé el derecho de los accionistas a recibir la mejor oferta".

Con esos mimbres ya dispuestos, el cesto que debe fabricar en la mañana de hoy el consejo de la primera eléctrica española no puede tener un acabado fluorescente, sino tonos pastel. Suave. Coherente con el hecho, cierto, de que E.ON fue convocado a una pelea contra la OPA de Gas Natural, declarada hostil que, finalmente, como deseaba el equipo gestor de Endesa, ha acabado fuera de pista.

El pronunciamiento de hoy es, por tanto, "una cuestión de tono" -en general favorable a la oferta alemana, pero sin estridencias- como señalaba una fuente que en los últimos meses ha vivido muy de cerca el proceso de contactos entre E.ON y Endesa.

Y es que la cautela se impone en la OPA. El propio presidente de E.ON, Wulf Bernotat, que ayer se entrevistó con el ministro de Industria, Joan Clos, aseguró en el transcurso de una entrevista realizada por la Cadena SER, que no descartaba aún alguna sorpresa durante el proceso de la OPA. En cualquier caso, esa posible sorpresa, según Bernotat, no tendría el sello de la alianza entre los dos grandes accionistas de Endesa, Caja Madrid y Acciona. Bernotat se mostró convencido de que el grupo constructor y la caja (entre ambos controlan el 30% de la eléctrica), no han pactado una posición común para hacer fracasar su oferta. "La impresión que tengo hasta la fecha es que no hay coalición entre ambos grupos" señaló el ejecutivo alemán.

Bernotat, que dedicó la jornada de ayer en Madrid a contactos con los medios de comunicación, reiteró sus promesas de mantener la integridad y la españolidad de Endesa. Y por supuesto, el empleo. Un asunto que levanta algunos temores.

Petición de garantías

Como ejemplo, la Federación Minerometalúrgica de CC OO (el sindicato mayoritario en Endesa es UGT, según la empresa) reclamó ayer a E.ON que "pase de las palabras a los hechos" y firme un acuerdo con los sindicatos en el que se comprometa por escrito a respetar el empleo y las inversiones en Endesa si finalmente toma el control de la eléctrica.

El sindicato recuerda que, desde que en abril de 2006 se reunió con E.ON, le ha exigido la asunción de los compromisos de la eléctrica y su ampliación mientras se materializa y consolida el nuevo proyecto empresarial.

En aquel momento, un mes después de presentar la oferta, con la oferta de compra paralizada por el Juzgado Mercantil número 3 de Madrid, y sin las autorizaciones administrativas correspondientes, E.ON aseguró verbalmente que no habría despidos ni desinversiones, pero se negó a plasmar ese compromiso por escrito, según sostiene el sindicato.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 05 de febrero de 2007.

Lo más visto en...

Top 50