Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maltrato grabado

Las imágenes que salieron a la luz el año pasado de alumnos que grababan en el teléfono móvil la agresión a un compañero, impresionaron por su crudeza. El informe del Defensor del Pueblo confirma el uso de las nuevas tecnologías (Internet, teléfonos móviles) en los casos de maltrato. Un 5,5% de los estudiantes que se reconocen víctimas, las identifica como instrumento para los abusos que reciben. En un 5,1% de los casos, de forma esporádica, y un 0,4%, frecuente. Entre los agresores, la incidencia es de 4,8% y 0,6%, respectivamente, para señalar que lo hacen a veces y en muchos casos.

El Defensor insiste en que lo que llama cyberbulling no es una forma de maltrato distinta a otras, a pesar de que la posición del agresor es peculiar, dada la facilidad del anonimato y la gran difusión que el maltrato puede tener. "Son pocos los estudiantes que utilizan o padecen esta forma de abuso", dice el informe. Sin embargo, también señala la conveniencia de hacer un estudio concreto sobre el fenómeno, ya que las nuevas tecnologías tienen un gran protagonismo en las relaciones entre los jóvenes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de febrero de 2007