La ONCE abre en Barcelona el mayor centro de Europa para ciegos

El edificio se alza en el antiguo canódromo de plaza de Espanya

La nueva sede de la ONCE en Barcelona centralizará en un único inmueble de 44.000 metros cuadrados de superficie diferentes equipamientos que tiene repartidos por la ciudad y Sabadell. Se trata del mayor equipamiento de Europa para las personas ciegas y con problemas agudos de visión, y se sitúa en el solar donde se había ubicado el Palacio de los Deportes, que en los años sesenta se convirtió en un canódromo.

La delegación de la ONCE en Cataluña se muda y abandona la calle Calabria, donde ha estado desde 1979, para trasladarse al número 1 de la calle Sepúlveda. Se trata de un edificio de seis plantas de altura y tres sótanos

"El diseño del inmueble está pensado para facilitar al máximo la libertad de movimiento de los ciegos", explicó ayer la delegada territorial de la ONCE en Cataluña, Teresa Palahí. Por ello, "los suelos son mate para evitar deslumbramientos, las aristas de las paredes están redondeadas y los rótulos están en braille y a la altura de los ojos", añadió. El coste de la nueva sede ha superado los 50 millones de euros.

El edificio centralizará en un único espacio diferentes equipamientos que, hasta la fecha, se situaban en Barcelona y Sabadell. Entre ellos, una unidad de recursos educativos para los centros que escolarizan a niños y jóvenes ciegos, un centro de rehabilitación para personas que han perdido la vista recientemente y una biblioteca especializada en discapacidad. También habrá un centro que edita publicaciones en alfabeto braille y soporte sonoro.

Interior de isla

El complejo ocupa buena parte de una isla del Eixample, y en su interior hay un patio y un gran campo de deportes de hierba artificial, allí donde se ubicaba la pista del canódromo. Bajo esta plaza, se ubica una piscina de 25 metros adaptada a la práctica del deporte paralímpico. El edificio también cuenta con un gran auditorio con más de 400 butacas. Palahí indicó que el objetivo de la ONCE es que todos estos equipamientos culturales y deportivos estén abiertos "a otras entidades de discapacitados, al barrio y a la ciudad de Barcelona".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El nuevo centro dará servicio a las 3.000 personas ciegas o con problemas agudos de visión que viven en la ciudad de Barcelona y a las casi 8.000 que residen en el área metropolitana. La ONCE en Cataluña cuenta con casi 10.000 afiliados, de los cuales más del 40% tienen más de 65 años.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS