Tráfico asegura que Galicia comienza a reducir su elevada siniestralidad

El Plan de Seguridad Viaria será "una referencia" para otras comunidades

"Las cosas no van mal". Así se expresó ayer el director general de Tráfico del Ministerio del Interior, Pere Navarro, en referencia a la reducción del número de muertos en las carreteras gallegas durante los últimos cinco meses. Navarro asistió a la presentación del Plan de Seguridad Viaria que expuso la conselleira de Política Territorial, María José Caride, acompañada por las responsables de Educación y Sanidad.

Tras su aprobación en el Parlamento de Galicia y en el Consello de la Xunta, la Consellería de Política Territorial presentó ayer el Plan de Seguridad Viaria ante los colectivos implicados en el proceso. Asociaciones de víctimas de accidentes, miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad, y responsables políticos asistieron al acto en el que María José Caride, conselleira de Política Territorial, concretó el ambicioso objetivo del proyecto. "Nos proponemos reducir un 40% las muertes en carretera", señaló Caride refiriéndose al período 2006-2010.

Pere Navarro, máximo responsable de la DGT, asegura que "en seguridad vial empezamos a saber a dónde vamos" y que éste es un "plan de referencia" que puede servir de ejemplo para otras comunidades, como Madrid, Valencia y Baleares. Navarro reconoció que existe un "cierto pesimismo" cuando habla de Galicia debido a las dificultades añadidas que presenta la comunidad a la hora de controlar los accidentes de tráfico, como son la dispersión en los núcleos de población o una climatología adversa. Sin embargo, el director general apunta que con respecto al año anterior el porcentaje de muertes ha disminuido un 7,7% entre agosto y diciembre del 2006. Según su criterio, estos últimos datos compensan el aumento del 6,6% sufrido en el primer semestre del año pasado, lo que sitúa a Galicia en la media española. Las cifras estatales coinciden con las autonómicas, ya que en tres años la mortalidad se ha reducido un 25%.

Aun así, Caride entiende que se trata de un "problema de salud pública" que se debe atajar de manera conjunta desde la Administración. Por ello, una parte de los 2.800 millones de euros del presupuesto con el que cuenta el plan se destinarán a otros ámbitos. María José Rubio, conselleira de Sanidad, destac

ó la formación de profesionales de atención hospitalaria y la promoción de la investigación médica. Por su parte, la conselleira de Educación, Laura Sánchez Piñón, subrayó la implantación de contenidos en los centros para concienciar a los estudiantes de una conducción responsable.

Para quien no cumpla con las normas de tráfico, la DGT pondrá en marcha un proceso que acelere el pago de las infracciones. Pere Navarro explicó que un "grupo de sabios" revisará este año el modelo sancionador actual con el objetivo de abreviar el tiempo que transcurre entre que se multa al conductor y el Estado cobra la sanción económica. Navarro recordó el modelo portugués, en el que el infractor debe pagar al instante.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción