Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La comisión de investigación arranca con la declaración de dos arquitectos

La comisión municipal que está investigando las supuestas irregularidades en dos urbanizaciones de chalés en Vitoria celebró ayer su primera reunión con las comparecencias de los arquitectos Alejandro Díaz de Tuesta y Ramón Alda, responsables del proyecto de siete viviendas en el pueblo de Ali. Esta urbanización se construyó en una parcela que, según distintos informes de los técnicos municipales, sólo podía acoger seis viviendas, pero al final el concejal de Urbanismo, el popular Jorge Ibarrondo, firmó el permiso correspondiente.

Díaz de Tuesta y Alda comparecieron a petición del propio Ibarrondo y se refrendaron en sus alegaciones, en las que entendían que la parcela sí podía acoger los siete chalés, alegaciones que fueron las que argumentó el concejal en su permiso de licencia. La oposición consideró ayer esta comparecencia como una "burla" del concejal de Urbanismo a la comisión y al propio Ayuntamiento. "Si un concejal de Urbanismo rechaza la opinión de sus técnicos y acepta la visión, legítima por otro lado, del promotor privado, ¿qué hace ocupando un cargo público?", comentó el concejal socialista Juan Carlos Alonso. El PNV destacó el escaso interés de esta comparecencia, toda vez que las opiniones de los arquitectos ya estaban recogidas en el expediente de la obra.

Esta primera jornada de la comisión se celebró a puerta cerrada, tal y como solicitaron los arquitectos para preservar su intimidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de enero de 2007