El Santander ofrece transferencias gratis a los clientes inmigrantes

El banco amplía las 'comisiones cero' a estudiantes y autónomos

El Santander refuerza su apuesta para crecer en España. Desde mañana el grupo ampliará su plan comisiones cero en servicios a cuatro colectivos: inmigrantes, estudiantes, accionistas y autónomos, que son unos 648.000 clientes. La entidad dejará de ingresar 37,1 millones, que unido a los más de 80 millones de 2006, suman más de 120 millones. El Santander tiene poca cuota en inmigrantes, con 170.000 transferencias anuales.

Más información
Entidad bancaria busca clientes

El Santander quiere atacar comercialmente el nicho de los inmigrantes, "que es de unos 4,5 millones de personas en España", según Enrique García Candelas, director general de banca comercial en España. Este grupo financiero, que es el tercero por número de oficinas detrás de La Caixa y el BBVA, parte de una baja cuota en este colectivo. Tiene unos 300.000 clientes que han enviado unas 175.000 transferencias hasta septiembre por importe de unos 90 millones de euros. Hasta octubre pasado, desde España se enviaron 5.000 millones en remesas. Los principales países donde se envían remesas son Ecuador, Marruecos y Rumania.

La comisión media del banco, hasta ahora, era del 4% por esta operación. Algunas remesadoras pueden llegar a cobrar hasta el 23%. Las cajas aseguran cobrar por debajo del 3%. El Santander explicó que no variará los tipos de cambio de los billetes: "Seguirán siendo los oficiales, con total transparencia".

Además de esta rebaja, que se incluye en el plan Queremos ser tu banco, los inmigrantes vinculados (aquellos que tengan una nómina, plan de pensiones, fondo de inversión o hipoteca), tendrán las comisiones por servicio gratis. Estas comisiones abarcan las de administración y mantenimiento de cuentas; emisión y renovación de tarjetas de débito; transferencias nacionales y dentro de la Unión Europea hasta 50.000 euros; ingreso y emisión de cheques y retirada de efectivo en los cajeros del Santander (no dentro de la red 4B).

Esta oferta se amplía a estudiantes universitarios de 18 a 24 años; accionistas del banco (que tengan depositadas más de 500 acciones en el Santander) y clientes por cuenta propia (abogados, autónomos, arquitectos, comercios, médicos, etcétera). Estos últimos llegan a pagar 130 euros en comisiones al año.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Hasta 2006, se han beneficiado de esta oferta 2,8 millones de clientes. A partir de ahora, otros 650.000 tendrán comisiones cero en servicios, lo que hace 3,4 millones, sobre más de 8 millones de cartera total de clientes.

Mejora de ingresos

El banco se ha propuesto conseguir 550.000 clientes más de nueva captación y otros 525.000 vinculados en 2007. El coste de esta campaña, para la que se invertirán 3 millones de euros en publicidad, se suma al de la primera fase lanzada el 20 de enero de 2006, con lo que superan los 120 millones en menores ingresos. No obstante, hasta septiembre, los ingresos por comisiones crecieron un 6% por el aumento de la actividad y a la mayor vinculación de los clientes, aunque las comisiones afectadas por la campaña han descendido un 22%.

Según García Candelas, a lo largo del tiempo "el coste de esta campaña será de más de 1.000 millones, porque nunca más volveremos a cobrar por estas comisiones. Las que ahora hemos puesto a cero, seguirán así toda la vida. Tampoco cobraremos nunca por recibir una transferencia", afirmó. Otro objetivo del banco, que ha perdido cuota de mercado, es reducir las reclamaciones. De hecho, han bajado un 45% con este programa. La base de clientes vinculados ha subido en 178.000, con 5,5 productos de media.

Sobre la firma

Íñigo de Barrón

Es corresponsal financiero de EL PAÍS y lleva casi dos décadas cubriendo la evolución del sistema bancario y las crisis que lo han transformado. Es autor de El hundimiento de la banca y en su cuenta de Twitter afirma que "saber de economía hace más fuertes a los ciudadanos". Antes trabajó en Expansión, Actualidad Económica, Europa Press y Deia.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS