Telefónica apuntala el plan de viabilidad de Vitelcom con pedidos de nueve millones de teléfonos en tres años

El plan de viabilidad de Vitelcom, el único fabricante español de teléfonos móviles con una plantilla de 400 personas (aunque llegó a tener 800 empleados), ve la luz después de que Telefónica se haya comprometido a pedir nueve millones de teléfonos móviles en tres años, a razón de tres millones cada año, según fuentes conocedoras del proceso de negociación que está en su fase final.

Vitelcom, que atraviesa una profunda crisis por haber perdido buena parte del mercado precisamente de su principal cliente, Telefónica, está bajo la lupa de la Junta de Andalucía, ya que la sede central de la empresa se halla en Málaga. La Junta de Andalucía es la principal interesada en que la empresa no suspenda pagos (un riesgo real en las últimas semanas), y ha preparado un plan de viabilidad que consta de una parte financiera y una parte comercial. Vitelcom es una de las mayores empresas tecnológicas de esta comunidad.

La parte comercial queda prácticamente resuelta con este compromiso de Telefónica y se relega a un segundo plano la búsqueda de un socio industrial, aunque no se descarta la entrada testimonial de la empresa israelí-estadounidense ECI, que acaba de llegar a España. Los técnicos que han diseñado el plan establecieron unas necesidades financieras para salir del bache de 60 millones de euros, de los que la Junta se ha comprometido a poner 20 millones.

Los técnicos cuentan con el compromiso de varios fondos de inversión estadounidenses y británicos que se repartirían el resto de la aportación dineraria necesaria. Los principales acreedores, algunos proveedores y varias cajas de ahorros, están de acuerdo en este plan. Han desistido de pedir la suspensión de pagos y están dispuestos a renunciar a parte de sus deudas si la empresa sale adelante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0017, 17 de enero de 2007.

Lo más visto en...

Top 50