Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El control de las cajas de ahorros

PSOE y PP acuden por primera vez con listas enfrentadas a los órganos de Unicaja

Los populares quieren colocar como vicepresidente ejecutivo al diputado Manuel Atencia

El empeño del PP en que su diputado Manuel Atencia sea vicepresidente de Unicaja con funciones ejecutivas ha dinamitado el consenso con el que históricamente se han conformado los órganos de gobierno de la entidad. Por primera vez en 16 años, PSOE y PP acuden hoy a una asamblea para la elección de nuevos miembros del consejo de administración con dos candidaturas enfrentadas. PSOE e IU argumentan no tener inconveniente alguno en que Atencia ocupe la vicepresidencia primera, pero rechazan que tenga poder ejecutivo, cargo para el que prefieren a alguien con un perfil político más bajo.

Hasta ahora, la elección de cargos en los órganos de Unicaja siempre se había pactado previamente entre los partidos. Hoy, en cambio, PP y PSOE presentan sus propias listas a la asamblea que debe renovar nueve de los 20 miembros del consejo de administración de la caja, en representación de los ayuntamientos (3), del Parlamento andaluz (3) y de las entidades fundadoras (Fundación Moctezuma, Diputación de Málaga y Obispado de Almería).

El PSOE acusa al PP de haber roto el pacto de estabilidad que rige en Unicaja desde 1997. El PP presentó sus propias candidaturas a miembros del consejo sin hablar previamente con el PSOE para consensuar los nombres, con la sorpresa de dejar excluido al actual vicepresidente ejecutivo, Mariano Vergara, reconocido en la entidad pero sin ningún peso ni responsabilidad política en el PP, y sustituirlo por el diputado en Cortes y ex presidente provincial del PP de Málaga, Manuel Atencia.

Con la inclusión de Atencia, el líder del PP, Javier Arenas, pretende reforzar la presencia de su partido en la primera entidad de ahorros andaluza. El PP invoca que el acuerdo de 1997 le da derecho a la vicepresidencia, para la que designa a quien cree oportuno. "Nosotros tenemos un vicepresidente ejecutivo", insistió ayer el secretario regional del PP, Antonio Sanz.

El PSOE en cambio niega que sea así y asegura que el reparto de poder sí da derecho al PP a la vicepresidencia primera, pero no al carácter ejecutivo de la misma, que se aprobó en 2002 de forma "ex profesa" para Mariano Vergara con el cosenso del consejo de administración por su labor al frente de la obra social y cultural de la caja.

Presupuesto de 54 millones

En todo caso, y si no existe acuerdo político, es el consejo de administración quien tiene la competencia de decidir si concede o no funciones ejecutivas al vicepresidente. El PP no tendría fuerza suficiente dentro del consejo para ganar una votación así. Una vez decidido ese carácter, es el propio presidente de la entidad, Braulio Medel, quien define las competencias exactas que corresponden al vicepresidente ejecutivo, y que en el caso de Vergara es la obra social de la entidad, que dispone de un presupuesto anual de 54 millones de euros.

Independientemente de cual sea el resultado de la operación diseñada por Arenas, logre o no que Atencia sea vicepresidente ejecutivo, ha conseguido ya desencadenar un elemento de confrontación sobre el control de la caja que lidera el sistema financiero andaluz, caracterizada hasta ahora por una paz interna que muchos atribuyen a la habilidad de su presidente, Braulio Medel.

El secretario general de Comisiones Obreras en Málaga y miembro del consejo de Unicaja, Antonio Herrera, reconoció ayer que "lo nocivo de la situación es que por primera vez se rompe el consenso y se pone en peligro la imagen" de la entidad.

Javier Arenas aseguró ayer que su partido "siempre ha preservado el prestigio de Unicaja" y volvió a abogar por "despolitizar" las cajas de ahorros. Así, precisó que "una cosa es despolitizarlas y otra distinta es que se vote en las cajas a cualquiera que haya tenido una trayectoria en la política sin pensar en el prestigio de esa persona", informa Europa Press

Para ganar tiempo en la búsqueda de un acuerdo, el consejo de administración no se reunirá hoy después de la asamblea, como era habitual hasta ahora, por lo que aplaza de momento la decisión de si Atencia tendrá o no poderes ejecutivos.

La asamblea general se limitará esta tarde a decidir los nombres de los nueve miembros del consejo que se renuevan. No votan los 160 asambleístas, sino sólo los representantes de cada grupo representado. Así, los tres miembros de las corporaciones locales serán elegidos por los 32 miembros de la asamblea designados por los Ayuntamientos -son 35 en total, pero Medel no vota y otros dos consistorios no han designado representante-. El PP tiene 17 representantes, por 12 el PSOE, por lo que con toda probabilidad conseguirá el nombramiento de sus dos candidatos, Manuel Atencia y el alcalde de Alhaurín El Grande, Juan Martín Serón. Por el PSOE será elegido el presidente de la Diputación de Cádiz, Francisco González Cabañas, mientras que presumiblemente quedará excluido el alcalde de Antequera, Ricardo Millán.

Por el Parlamento andaluz, los representantes del PSOE, que tiene mayoría, elegirán a Marisa Bustinduy, secretaria provincial del PSOE en Málaga, y Luis Reina, concejal de la capital malagueña, que ya son miebros del consejo de administración. El PP designará al concejal gaditano José Loaiza, que sustituye al actual edil de Urbanismo de Málaga Juan Ramón Casero,

Las entidades fundacionales presentan como candidatos a los tres miembros que ya tienen en el consejo de administración, Juan Fraile (PSOE) por la Diputación de Málaga, Javier Arcas por la Fundación Moctezuma -originaria de la antigua Caja de Ronda-, y Ginés García Beltrán por el Obispado de Almería.

La asamblea de Unicaja de hoy también renovará a cinco miembros de la comisión de control, dos del Parlamento y dos de los ayuntamientos, para los que sí existe una candidatura consensuada, y uno por el Obispado de Almería.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de enero de 2007