Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El control de las cajas de ahorros

El poder ejecutivo de Atencia abre una crisis en el seno del consejo

El consejo de administración de Unicaja no se reunirá tras la asamblea que hoy aprobará la renovación de nueve de sus 20 miembros, como ha sido habitual en ocasiones anteriores, en un intento del presidente, Braulio Medel, de no tensar la cuerda y ganar tiempo para propiciar un acuerdo sobre las funciones que tendrá Manuel Atencia como vicepresidente primero de la entidad.

Al no renovar su confianza en Mariano Vergara, a quien el PP designó consejero en 1997, Medel pierde uno de sus hombres de confianza al frente de la entidad, a quien en 2002 otorgó poderes ejecutivos sobre la obra social y cultural de la entidad, área que el año pasado dispuso de un presupuesto de 54 millones de euros.

El relevo supone un giro radical. Vergara era más un hombre de la caja que del PP, y Atencia es lo que en la caja se llama un "pata negra" de la política.

Con 48 años, Manuel Atencia atesora una dilatada trayectoria política. Procedente de UCD, en 1990, en plena refundación popular, encabezó la candidatura por Málaga al Parlamento andaluz. Un año después alcanzó la presidencia del partido en la provincia. Fue portavoz del PP en el Parlamento andaluz y Arenas le nombró vicepresidente regional en su primera etapa al frente del PP.

En 2000 dio el salto a la política nacional al ser elegido diputado en el Congreso, donde presidió la comisión de Defensa. En la actual legislatura ha sido miembro de la comisión de investigación del atentado del 11-M y ponente del grupo popular en la Ley sobre la Memoria Histórica. Hasta hoy, era vicepresidente de la comisión de control de Unicaja. Si finalmente es elegido vicepresidente con funciones ejecutivos, tendrá que dejar la política y será el número 2 de la primera entidad de ahorro andaluza.

Balance

Unicaja cerró el ejercicio de 2006 con un volumen de negocios superior a los 46.000 millones de euros, un 23% más al ejercicio anterior, y logró un beneficio consolidado antes de impuestos próximo a los 400 millones de euros, lo que supone un incremento interanual superior al 20%. Unicaja lidera, con un 33% de participaciones, el Banco Europeo de Finanzas, constituido por las seis cajas andaluzas, que comenzará a funcionar en 2007 tras recibir recientemente la aprobación del Banco de España.

La entidad arrancó 2007 con un total de 885 oficinas, de las que 118 están fuera de Andalucía. El balance consolidado de Unicaja ascendió a 26.726 millones de euros, y el patrimonio neto a 2.737 millones, un 10,2% del activo total.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de enero de 2007