Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aumentan los vecinos de El Prat que denuncian grietas en sus viviendas

Seis vecinos denunciaron ayer en el Ayuntamiento de El Prat que en sus casas también han aparecido grietas, sumándose a las otras 14 viviendas que hasta el momento se han contabilizado como afectadas. La Asociación de Vecinos del Casco Antiguo recomendó a los ciudadanos que comuniquen al Ayuntamiento cualquier desperfecto para tener acceso a las posibles reparaciones.

El Ayuntamiento de El Prat celebrará hoy una junta extraordinaria de portavoces para analizar la situación. La intranquilidad se ha apoderado de los vecinos de las calles Major, Manuel Bertrand, Enric Borràs y Joan Maragall, que tienen sus viviendas próximas a las vías del tren. Ángel García, de 84 años, vive justo al lado de las vías, en el número 32 de la calle Major. Ayer presentó una instancia al Ayuntamiento. "Nunca había aparecido ninguna grieta", explicó, mostrando la que recorre toda su fachada, desde la terraza hasta el suelo. Otra atraviesa la calzada.

Josep Solanes, del número 24, también asegura que dirigirá un escrito al Consistorio, porque hace un mes que le han aparecido grietas en el techo del dormitorio. Germán Carmen explicó que cada día sale polvo de la grieta que hay en su habitación. Soledad Vargas, del 4º 1ª de la calle Manuel Bertrand, no duerme tranquila por las noches porque oye cómo cae arenilla por la pared del dormitorio. Las juntas de dilatación de su edificio se han separado del colindante.

La Asociación de Vecinos El Prat Nord afirmó ayer que un edificio de la calle Nicolàs Maria Urgoiti, al otro lado de las vías, también está afectado.

El consejero de Política Territorial, Joaquim Nadal, reclamó que no se haga alarmismo, después de que los técnicos y los Bomberos de la Generalitat hayan confirmado que no hay ningún riesgo. Adif ha recogido la propuesta del Ayuntamiento de El Prat y aceptó ayer realizar un estudio técnico independiente, que ha encargado a la Universidad Politécnica. "Es inconcebible que a día de hoy [por ayer] Adif aún no haya instalado medidores para comprobar si van a más", dijo ayer el arquitecto y portavoz de CiU en el Ayuntamiento de El Prat, Felip Neri.

La presidenta de la Asociación de Vecinos del Casco Antiguo, Rosario Amador, reclamó que no se reanuden las obras previstas en abril hasta que se revise cómo llevarlas a cabo sin daños. El PP reclamó la paralización de las obras. Xavier Trias (CiU) instó a que los trabajos se hagan con más calma para garantizar la seguridad. El Ayuntamiento de Barcelona reclamó que se diluciden las causas de las grietas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de enero de 2007