Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los pisos nuevos suben el 20%, los de segunda mano más del 17% y un 12% los de alquiler

El mercado inmobiliario de viviendas de la ciudad de Barcelona sigue al alza. Sobre todo en el mercado de segunda mano y alquiler, mientras que en la obra nueva se ha desacelerado la subida al pasar del 21,2 de 2005 al 20,3% de 2006. De acuerdo con los datos de la revista Barcelona Economía correspondiente a la edición de noviembre de 2006 -la que refleja la evolución del mercado del año y la compara trimestralmente con las estadísticas anteriores-el mercado de obra nueva ha subido el 20%, el de segunda mano un 17,4% y el de alquiler un 12,2%. Todo ello comparando los precios del primer semestre de 2006 respecto al mismo periodo de 2005.

En números absolutos, el precio medio del metro cuadrado de la obra nueva se situó en 5.970 euros y el de la obra de segunda mano en 4.863 euros, mientras que la media del contrato de alquiler fue de 837 euros. La publicación señala que tanto en el mercado de obra nueva como en el de segunda mano se ha producido cierta desaceleración en el ritmo de ventas.

Si la evolución de los precios se compara por barrios, en el caso de la obra nueva, el barrio del Poblenou se sitúa al nivel de los que tradicionalmente han sido los más caros de la ciudad. Así, los pisos nuevos que se construyeron en el primer semestre de 2006 costaron 650.000 euros en los barrios del Poblenou, derecha del Eixample, Sant Gervasi, Sarrià, Pedralbes, Vallcarca y Les Corts. El segundo lugar del ranking de precios lo ocupan los barrios izquierda del Eixample y Gràcia, con precios de 550.000 a 650.000 euros. Porcentualmente, es en los distritos donde apenas hay suelo, como Ciutat Vella y Gràcia, donde la obra nueva sube más.

En la segunda mano, se pagó más de 650.000 euros por pisos que se vendieron en Sarrià, Sant Gervasi y Pedralbes. Y entre 550.000 y 650.000 por viviendas usadas en el lado derecho del Eixample y Vallvidrera-Les Planes.

Alquilar en el Eixample

Por distritos, el más caro sigue siendo el de Sarrià-Sant Gervasi, donde en 2006 se ha pagado unamedia de 1.021 euros al mes, seguido de Les Corts -954 euros- y prácticamente igualados Sant Martí y el Eixample, con precios que rondan los 865 euros mensuales. Pero es en el distrito del Eixample en el que se ha producido un incremento porcentual más alto de la ciudad entre 2006 y el año anterior. En cuanto a la tipología de los pisos en alquiler, la gran mayoría son de menos de 65 metros cuadrados y la oferta de los mayores -por encima de los 85 metros- se concentra en la zona alta de Barcelona.

El estudio señala que la diferencia existente entre el mercado del alquiler y el de la propiedad, tanto de primera mano como usado, evidencia que el mercado inmobiliario sigue siendo uno de los refugios principales del dinero negro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de enero de 2007