La Bolsa española lanzará contratos de futuro sobre las principales acciones de los mercados europeos

Meff, el mercado español de futuros y opciones, ampliará los próximos meses la gama de productos que ofrece. El 22 de enero lanzará futuros y opciones sobre los valores del Ibex 35 que aún no cuentan con estos derivados, y en marzo ofrecerá futuros sobre las principales acciones europeas.

Hoy, precisamente, se cumplen 15 años del lanzamiento del futuro sobre el Ibex 35, el primer producto derivado sobre un índice bursátil que se empezó a negociar en el mercado español. El 14 de enero de 1992, Meff dio un paso más en la andadura que inició con su nacimiento, tres años antes, y cotizó por primera vez el futuro sobre el Ibex. Quince años después, ese producto se ha convertido en uno de los más líquidos del mercado.

El año pasado se negociaron contratos de futuros (quien los adquiere se compromete a pagar en una fecha determinada el valor del Ibex 35 a un precio establecido) con un valor nominal de 800.395 millones de euros, un 38% más que en 2005. El nominal total de los productos negociados en Meff el año pasado superó los 900.000 millones de euros hasta noviembre de 2006, lo que supuso un aumento del 50% respecto al año anterior.

Para Fernando Centelles, director general de Meff, hoy integrado en Bolsas y Mercados Españoles (BME), hay "un antes y un después" en los mercados de derivados, que marca la introducción del euro en 1999. "Se produjo un movimiento brutal y en muy poco tiempo", sostiene.

Hoy, Meff es uno de los cuatro grandes mercados de futuros y opciones de Europa, tras Eurex y Euronext, y al mismo nivel que el italiano. Pero las aspiraciones de Meff no se quedan ahí. Según Centelles, el objetivo es duplicar el número de miembros (108 en la actualidad), lo que supondrá duplicar el volumen de negocio.

"Para que los productos funcionen hay que atraer flujos, y para ello tienes que tener canales de distribución y tienes que tener como miembros a quienes tienen los canales de distribución", explica Centelles.

El mercado de los productos derivados sigue siendo coto de los inversores más profesionales. La mitad del volumen que se negocia en futuros sobre el Ibex 35 corresponde a entidades financieras que operan por cuenta propia. El éxito internacional de este instrumento se refleja en el hecho de que el 60% de ese volumen corresponde a miembros no residentes.

Lo clientes particulares sólo suponen en torno a un 8% del mercado. Pero eso no quiere decir que no sean importantes para Meff. De hecho, el mercado lanzó hace unos años el futuro sobre el Ibex 35 mini. La diferencia es que el multiplicador que se aplica para calcular el valor de estos contratos es de un euro (por el importe en puntos que presente el Ibex 35), en lugar de los 10 euros del habitual.

Este año, Meff completará su gama de productos. El próximo 22 saldrán al mercado los futuros y opciones sobre acciones del Ibex 35 que aún no disponen de este tipo de producto. En la actualidad hay 10 futuros (Altadis, Banco Popular, BBVA, Endesa, Gas Natural, Iberdrola, Inditex, Repsol YPF, Santander y Telefónica) y 18 opciones (Abertis, Acerinox, Altadis, Banco Popular, Bankinter, BBVA, Endesa, Gas Natural, Iberdrola, Inditex, Indra, Repsol YPF, Santander, Sogecable, Telefónica y Unión Fenosa).

En marzo, la oferta se completará con futuros sobre las principales acciones europeas, los denominados blue chips (valores de elevada capitalización y liquidez). ¿Cuáles? Aunque aún no se ha concretado la lista, Centelles apunta como referencia a los valores incluidos en el índice paneuropeo Euro Stoxx 50.

Latinoamérica es otro foco de interés. En marzo del año pasado, Meff adquirió una participación del 7,5% en el mercado de derivados mexicano, Mexder.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 13 de enero de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50