Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UGT catalana no pactará ningún salario inferior a 1.000 euros

La UGT de Cataluña quiere que los trabajadores lleguen, como mínimo, a mileuristas. Por ese motivo, el sindicato se ha marcado como objetivo que el salario mínimo de los convenios colectivos se sitúe en 1.000 euros mensuales, explicó ayer su secretario general, Josep María Álvarez.

El sindicato calcula que unos 300.000 trabajadores sujetos a convenio -son de referencia, fijan las condiciones mínimas- no alcanzan esa cantidad. Representan alrededor del 18% de los empleados con convenio. El de las pescaderías de la provincia de Barcelona, por ejemplo, marca un salario medio bruto de 546 euros al mes y el de las floristerías, de 560. Ambos por debajo incluso del salario mínimo interprofesional (SMI) de este año, que será de 570 euros al mes, por lo que deberán revisarse.

MÁS INFORMACIÓN

Consciente del coste para las empresas, Álvarez matizó que se trata de un objetivo para toda la legislatura -en Cataluña acaba de estrenarse- y apeló a la "solidaridad por arriba", esto es, que los trabajadores mejor remunerados acepten ajustarse un poco el cinturón, para que no repercuta excesivamente en la masa salarial. "Que las patronales se den cuenta de por qué determinados sectores, como el comercio, no encuentran personal", dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de enero de 2007