Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lluís Llach pone voz a 'Tranuites circus', inspirado en sus canciones

El espectáculo, en el TNC, une circo, teatro visual y música

Los soñadores, los inconformistas, todos aquellos que reivindican el derecho de anhelar una vida mejor. Ellos son los protagonistas de Tranuites circus, un espectáculo de teatro visual y circo inspirado en las canciones de Lluís Llach que se estrena esta noche en la Sala Gran del Teatre Nacional de Catalunya. Acompañado por ocho músicos, cinco artistas de circo y una actriz, el cantautor de Verges canta en directo en el montaje, con dramaturgia y dirección de Lluís Danés.

MÁS INFORMACIÓN

"Ha sido como poner imágenes a una banda sonora que ya estaba escrita". Así es como Danés define el proceso creativo del que ha nacido Tranuites circus. El director explica que la utopía, "de la que hablan todas las letras de Lluís Llach", es el gran tema del montaje, y lo define como "un espectáculo protesta". Las canciones permiten ir contando una historia en la que se habla "de la guerra, de la muerte, de la dificultad de las relaciones personales, los problemas de vivienda, la inmigración, y lo hace con una voluntad absolutamente reivindicativa, para pedir que no nos conformemos, que hay otras formas de vivir".

Llach ha realizado nuevos arreglos para todas las canciones incluidas en el montaje. "El espectáculo lo requería, la música se ha trabajado como una pieza larga, y de algunos temas se ofrecen sólo fragmentos. La verdad es que algunas canciones suenan de una manera muy distinta a como estamos habituados a escucharlas. En el programa de mano se ha omitido la relación de títulos para que sea como un juego y el público trate de adivinarlos", explica Danés.

Junto a los músicos, Tranuites... está interpretado por cinco artistas de circo y una actriz. Ellos dan vida a los personajes nocturnos de los que habla el título, esos seres que, al caer el sol, en lugar de irse a dormir sacan a pasear a su "Mister Hyde", como lo llama Danés. Una mujer sin pies empeñada en bailar, una pareja de ancianos marcada por las penurias compartidas, un barquero, imagen de la muerte, y una mujer marcada por la guerra son algunos de los personajes que desfilan por el espectáculo, en el que la coreógrafa Marta Carrasco firma la dirección del movimiento.

En opinión del director, la energía que Llach despliega en el montaje y el ritmo de algunas de las nuevas versiones de sus temas de siempre no cuadran bien con la imagen de un artista que enfila la despedida. Danés tiene en cartera un nuevo trabajo vinculado con el cantautor, el documental Llach, la revolta permanent, que se estrenará el próximo marzo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de enero de 2007