Entrevista:Liudmila Ulítskaya | AUTORES PARA CONOCER

"Sólo la familia es capaz de defender a la persona del Estado"

Desde hace diez años Liudmila Ulítskaya (1943) es una de las escritoras rusas más relevantes en el panorama internacional. Fue a partir del Premio Médicis en Francia por su novela Sóniechka. Ulítskaya es una bióloga de formación que vive en Moscú y ha escrito una veintena de obras, entre narrativa, cuentos infantiles y obras de teatro estrenadas incluso en Alemania. La novela que acaba de aparecer en España, Sinceramente suyo, Shúrik, recibió en su país el Premio a la Mejor novela del año 2004.

PREGUNTA. Usted no empezó a publicar antes del final de la época soviética. ¿Por razones políticas?

RESPUESTA. He empezado a escribir bastante temprano: de joven componía poesías. Lo cierto es que solía tomar esta vocación como un asunto privado; pasaron muchos años antes de que me atreviera a publicar. Casualmente, el inicio de mi carrera literaria coincidió con el final de la época soviética. Sin embargo, tampoco creo que hubiera podido publicar en los tiempos de la Unión Soviética. Y no es porque mi postura fuera antisoviética, lo que pasa es que a mí no me interesaba en absoluto aquello que era importante para las autoridades. ¡Y al revés!

Más información

P. ¿Qué le atrae de las tramas familiares?

R. En la oposición entre el individuo y el Estado, que en menor o mayor grado está presente en cualquier sistema social, defiendo al individuo, al ser humano. Sólo la familia es capaz de defender a la persona del Estado. La idea de Stalin consistía en convertir al hombre en el "tornillo de la máquina estatal". El Estado invierte todos los esfuerzos en hacer de la persona este "tornillo" y sólo la familia representa el mecanismo que mantiene la individualidad y protege del igualitarismo. Por supuesto, me refiero a una familia de verdad. Las bases éticas se fomentan en familia, es un proceso que sucede a edad muy temprana.

P. El héroe de Sinceramente suyo, Shúrik, ¿constituye una nueva imagen de masculinidad en Rusia?

R. Es una pregunta complicada. Shúrik ni de lejos es un típico hombre ruso. Realmente es el ideal de las mujeres que han perdido la esperanza de organizar la vida privada, que necesitan el apoyo por parte del hombre, que, al fin y al cabo, necesitan atención y sexo. En Rusia, donde existe cierto déficit de hombres, él (Shúrik) resulta muy solicitado. Tiene pinta de ser la presa fácil, aunque esta percepción es errónea: él sólo pertenece a su madre. En el fondo, es una figura trágica (aunque no sin matices cómicos), pero él mismo no se da cuenta. Se esfuerza por complacer a todos, pero es incapaz de hacer feliz a nadie. No quiero insistir en que sea la imagen de una "nueva masculinidad", sin embargo, en este personaje se refleja un modelo nuevo de relaciones socio-sexuales. La ninfa moderna no trata de salvarse de la persecución de los hombres, se convierte en perseguidora.

P. ¿Usted se definiría como feminista, y, de ser así, repercute eso favorablemente o negativamente en la recepción de su obra?

R. No me considero una feminista en el sentido que se suele asociar este concepto. Puesto que por mi formación soy bióloga genética, soy perfectamente consciente de la existencia de varios parámetros naturales que en el sentido biológico excluyen la igualdad entre el hombre y la mujer. La igualdad de los derechos políticos o jurídicos no es capaz de cambiarlo. Creo que la raíz de la cuestión no está en la lucha de la mujer por los mismos derechos, sino en establecer la colaboración y cooperación entre ambos sexos, siempre teniendo en cuenta la diferencia entre ellos. A menudo, la lucha no hace otra cosa que provocar el enfurecimiento y alejamiento entre los hombres y mujeres, mientras que hemos de velar por los objetivos comunes, criar a los niños y sobrevivir. Tengo la sensación de que muchos hombres y mujeres comparten mis ideas.Los otros territorios literarios

Liudmilla Ulítskaya ha publicado Sóniechka (Libros Arces), Los alegres funerales (Lumen) y Sinceramente suyo, Shúrik (Anagrama).

Liudmila Ulítskaya.
Liudmila Ulítskaya.MARÍA TERESA SLANZI

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 29 de diciembre de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50