Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
TELEFONÍA

Las empresas de SMS facturaron 350 millones por sus servicios de pago

En España tienen 4,5 millones de clientes - El sector creció un 800% en el servicio de alertas - Movilisto, empresa pionera en España, opera en 25 países y recaudó más de 170 millones de euros el año pasado

Los servicios y contenidos de pago a través de mensajes cortos de telefonía móvil son uno de los mejores negocios de la era tecnológica. En España tienen 4,5 millones de clientes y su facturación subió un 60% en 2005, llegando al 800% en el sector de las alertas.

Según la Asociación de Empresas de Servicios a Móviles (AESAM), en 2005 circularon 600.000 SMS de pago por las redes españolas, lo que supone una facturación de 350 millones de euros. A eso hay que añadir, según la consultora Gaptel, 525 millones más, en concepto de navegación, otras descargas y votaciones.

No está mal para un negocio que emergió en 2002. El 99,98% del pastel se lo llevan los servicios Premium, donde el cliente paga un precio adicional al mínimo, a cambio de descargar tonos de llamada, melodías, imágenes, vídeos, juegos, concursos, horóscopos, chistes, consejos para ligar...

El mercado se divide en dos áreas: las Alertas, a las que uno se suscribe para que le ofrezcan productos gratuitos y cada mensaje recibido le cuesta 0,2 o 0,3 euros, y los Bidireccionales, donde pide un contenido, como una canción, cuyo precio son uno o más SMS de 1,2 euros más IVA.

Movilisto es la pionera en servicios Premium en España. Fundada en el 2000 por Gonzalo de la Cierva y el empresario noruego Karl Atle Kittelsen, está integrada en el grupo británico iTouch y opera en 25 países, con 400 millones de clientes y una facturación de 170 millones de euros el año pasado.

Su negocio se divide en tres ramas: entretenimiento, con el desarrollo y comercialización de contenidos para personalizar el móvil; servicios de información, como las alertas de noticias o la geolocalización, y servicios de marketing, con el diseño y la gestión de promociones o votaciones para terceros.

Pioneros

"Fuimos los creadores del envío de SMS para su emisión en tiempo real en TV, desarrollamos la primera plataforma para gestionar operaciones de esta clase y seguimos colaborando con medios de comunicación", explica Gloria Piñeiro, directora general de Movilisto.

La simbiosis entre los medios y el negocio de los SMS no acaba aquí: "La publicidad es importantísima porque los contenidos para móviles suelen adquirirse por impulso, lo que nos obliga a ser muy visibles. La televisión es fundamental y eficaz, también la prensa. El año pasado invertimos 16 millones de euros en publicidad".

Otro actor de peso en España es Club Zed, un servicio de alertas que cobra 0,2 euros por mensaje recibido, a cambio de descargar los productos gratuitamente. Pertenece a la empresa Lanetro Zed, bajo control de la familia Pérez Dolset, que ahora negocia la compra de su competencia británica Monstermob, según Cinco Días.

Los servicios como Club Zed han sufrido malentendidos por parte de los usuarios, acostumbrados a los SMS bidireccionales donde se adquiere un producto y aquí acaba la relación con la empresa. Las alertas, en cambio, son servicios de suscripción que les cobran los mensajes que reciben. Para evitar confusiones, se han extremado las medidas de información, explica José Carlos Álvarez, director para Europa de la compañía.

Manuel Tomás Valero, director de AESAM, lo achaca a "la confusión del público, que envía la palabra ALTA y después dice que no sabía que se daba de alta. Además, le llega un mensaje, tanto de la empresa como de la operadora, informándole sobre cómo darse de baja en un servicio que admite la palabra BAJA incluso si se pone con faltas de ortografía".

Las operadoras perciben una parte importante del negocio, no sólo a través de sus servicios de contenidos de pago, como Movistar emoción o Vodafone Live, sino por las comisiones a cambio del tráfico de SMS Premium que circula por sus redes.

Explica Valero: "Se quedan el 50% del precio del mensaje, más un fijo por cada uno". Es un porcentaje muy alto, critican algunas empresas del sector, comparado con el 10-15% de comisión de las operadoras asiáticas o el 30-25% en Alemania, Reino Unido o Francia.

Telefónica Móviles lo niega: "Depende del tipo de mensaje, pero el máximo que cobramos es un 32%, más el coste del tráfico". La razón: "Un volumen tan grande de mensajes debe apoyarse en un sistema especial que ponemos nosotros. Además, prestamos atención a la calidad del servicio".

Sea como sea, los SMS son un buen negocio, como demuestran sus índices de crecimiento. Gloria Piñeiro dice: "No ha tocado techo, ni mucho menos. El creciente ancho de banda de las redes, la telefonía 3G y las posibilidades multimedia de los terminales abren muchas posibilidades no sólo en contenidos, sino en servicios".

José Carlos Álvarez lo ratifica: "El mercado experimentará un fuerte crecimiento en los próximos años. Los servicios de valor añadido para móviles darán grandes sorpresas, con servicios que hoy están emergiendo, como la televisión y vídeo por móvil, y otros más innovadores, basados en comunidades y contenidos generados por el abonado".

MOVILISTO: www.movilisto.com CLUB ZED: www.zed.es SITSMS: www.sitsms.com AESAM: www.aesam.org

Mejorar la atención al cliente

Los pacientes de los hospitales de las Islas Baleares reciben un mensaje en su móvil 48 horas antes de su cita con el médico. El SMS puede informarles de si es necesario que acudan en ayunas. O recordarles que les toca tomarse la medicina. Es un servicio gratuito que ha reducido en un 40% las faltas de asistencia.

Los ciudadanos de Alella, en Barcelona, pueden suscribirse al servicio municipal de alertas gratuitas por SMS, que les informará sobre actos infantiles, culturales o de deportes. Además, tienen a su disposición el número 5464 para avisar desde su móvil de papeleras rotas o farolas sin luz, lo que ha mejorado la gestión urbana.

Ambos servicios los implanta SITSMS, una empresa dedicada a los mensajes de telefonía móvil que ofrece algunos servicios Premium, como votar al mejor jugador de un partido, pero basa mayoritariamente su negocio en los SMS que empresas y administraciones envían a sus clientes gratuitamente, o a un precio mínimo de 0,15 euros, como el servicio SMS de autobuses de Madrid.

Es un sector nuevo y en alza, donde SITSMS es la primera del mercado español. Con 25 trabajadores, este año doblará la facturación del anterior, que rondó los 4 millones de euros, con 35 millones de SMS enviados.

Una parte importante de su negocio es lo que su cofundador, Marc Bonavia, llama broking de redes o gestión de rutas de mensajería: "Buscamos ofertas de proveedores de todo el mundo, para enviar los mensajes a buen precio. Compramos vólumenes de mensajes y los vendemos a nuestros clientes". Otra parte es el software: SITSMS tiene una plataforma de envío de SMS que se adapta a cada cliente para que él mismo mande los mensajes. "Hay mucho mercado. Al principio lo copaban los SMS Premium, pero nuestro servicio es cada vez más demandado. Las discotecas despertaron hace tres años, para anunciar descuentos o fiestas a sus clientes. Ahora es el momento de la Administración. En todos los casos la intención es la misma: dirigirse a los clientes de forma personal".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de diciembre de 2006

Más información