Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La rotación de la plantilla

Los sindicatos y Correos están de acuerdo en algo. Una de las razones que explican por qué las cartas llegan con retraso es la rotación de la plantilla. Por ejemplo, en Sant Cugat, "los carteros que son del pueblo pueden contarse con el dedo de una mano", admite un responsable. Ello se traduce en que son pocos los que se conocen al dedillo un municipio que tiene casi la mitad de extensión que Barcelona, muchas urbanizaciones y un crecimiento espectacular. Correos replica: los carteros "no pueden vivir en Sant Cugat" por el alto coste de vida.

Francesc Teruel es uno de esos pocos carteros que sí vive en Sant Cugat. Lleva 17 años repartiendo el correo en este municipio. "Sant Cugat está creciendo mucho, y para hacer adecuadamente nuestro trabajo se necesita conocer bien el pueblo", relata. El problema, añade, "es que la mayoría de la gente se queda muy poco tiempo en Sant Cugat, hay muy pocos que lleven más de dos años, y el correo se acumula porque la gente va muy lenta clasificando".

Fegerto Rodríguez, con 12 años de experiencia, explica: "Tienes la sensación de que siempre llegas tarde, y hay mucho personal eventual; cuando ya los has formado, se van". La actual situación "crea malestar, la gente pone mala cara, te dicen que ya saben que no es culpa tuya, pero que a alguien tienen que echar el palo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 24 de diciembre de 2006