_
_
_
_

El fiscal pide datos de Novo Carthago que la CAM financia con 95 millones

El proyecto urbanístico de Hansa Urbana en Cartagena afecta a zonas protegidas

El fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Murcia (TSJM), Manuel López Bernal, exigió ayer por carta al Ayuntamiento de Cartagena (PP) que le remita toda la documentación del expediente de Novo Carthago, un proyecto urbanístico de la empresa Hansa Urbana que tiene previsto construir en el municipio murciano más de 6.000 viviendas, dos campos de golf y varios hoteles de lujo. La CAM, titular del 24% de Hansa Urbana, acordó hace apenas dos días conceder un crédito de 95 millones de euros para financiar las obras de Novo Carthago.

Hansa Urbana adeuda más de 700 millones de euros a la caja alicantina

El proyecto de Hansa Urbana es investigado por la fiscalía murciana después de que se conociera que el campo de golf previsto en la urbanización se iba a construir en un paraje protegido por la Unión Europa como Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA) y Lugar de Interés Comunitario (LIC). Además, la mayoría del terreno afectado por Novo Carthago está protegido al ser huerta del trasvase Tajo-Segura, tal y como consta en los informes de las Consejerías de Obras Públicas y Agricultura del gobierno de Murcia, que desaconsejaban la reclasificación de los terrenos.

El proyecto de Novo Carthago, sin embargo, cuenta con el respaldo oficial del Ayuntamiento de Cartagena y del gobierno de la Región de Murcia, ambos en manos del PP.

La decisión del fiscal se produce apenas dos días después de que el consejo de administración de la CAM aprobara la concesión de un crédito de 95 millones para el polémico proyecto. Hansa Urbana, empresa que preside Rafael Galea, acumula préstamos de la CAM por un total de 700 millones de euros, según fuentes de la caja.

Un portavoz de Hansa Urbana rechazó que la deuda con la caja sea tan elevada, pero evitó cualquier precisión y sugirió que la capacidad de endeudamiento de la promotora inmobiliaria es de 700 millones.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El pasado lunes, el consejo de la caja alicantina aprobó otros dos créditos a Hansa Urbana, de 65 y 139 millones de euros, con los que la caja participará al 50% en las inversiones de Rafael Galea en México.

Los 95 millones de euros que presta la CAM a Hansa Urbana se asignarán a la compra de los terrenos sobre los que se asentaría Novo Carthago y que ha sido acordada con la Caja de Ahorros de Guipúzcoa y San Sebastián (Kutxa) y sus antiguos socios, encabezados por Francisco Javier Arteche. Precisamente Arteche es investigado por el juez Miguel Ángel Torres en la Operación Malaya de Marbella como supuesto socio o incluso testaferro del cerebro de la trama de corrupción de la ciudad malagueña Juan Antonio Roca. Hansa Urbana sostiene que la empresa no tiene nada que ver con la trama marbellí.

El consejo de la CAM que acordó financiar la compra de los terrenos de Novo Carthago tuvo que sortear la oposición del actual vicepresidente de la entidad financiera en Murcia, Javier Guillamón. Fuentes del consejo aseguraron que ni Javier Guillamón ni Antonio Gil Terrón asistieron a las deliberaciones en torno al crédito a Novo Carthago. Tampoco se encontraba en la reunión del consejo el otro representante de Murcia, José García Gómez, aunque este alegó razones personales para no participar en las decisiones de la caja.

La división en el consejo obligó a que el vicepresidente por Alicante, Armando Sala, preguntara a la dirección general de la entidad sobre la viabilidad del proyecto y si todos los procedimientos estaban en regla, términos que fueron contestados afirmativamente, lo que dio paso a la probación definitiva del crédito a Hansa Urbana.

Fuentes de la CAM aseguran que la oposición de Guillamón y otros consejeros del sector zaplanista, que coincide con la postura de los socialistas, se debe a la falta de explicaciones de los motivos por los cuales Hansa Urbana mantiene deuda tan elevada, de más de 700 millones de euros, con la caja. La CAM poseía el 60% del capital de Hansa Urbana hasta diciembre de 2003, cuando decidió vender la mayoría de su participación para reducirla al actual 24,19%.

Expertos consultados por este periódico llaman la atención en la falta de transparencia en las inversiones de Hansa Urbana y resaltan que no es habitual que una caja de ahorros salga de una empresa, como es el caso de la promotora alicantina, y mantenga una deuda similar a los ingresos de la empresa en los últimos tres años.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_