Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cientos de policías alemanes vigilan el traslado de uranio a Rusia

La policía alemana movilizó anoche a cientos de funcionarios para asegurar el transporte de unos 325 kilos de uranio desde el antiguo centro de investigación nuclear de Rossendorf, cercano a Dresde, al aeropuerto de la capital sajona. Allí, un avión ruso esperaba en la madrugada de hoy la llegada del material radiactivo para trasladarlo a la ciudad rusa de Podolsk.

El portavoz policial del Estado federado de Sajonia, Thomas Herbst, explicó ayer que se trata de "material poco peligroso" comparado con transportes anteriores. No quiso Herbst precisar el número de policías destacados, aunque la prensa hablaba de unos 400. El portavoz explicó que las autoridades no esperaban acciones de protesta como las que se produjeron durante otros traslados de restos radiactivos, pero que el número de policías "se adaptaría" a las circunstancias o los posibles incidentes durante la noche.

Aunque no es el primer transporte aéreo de material radiactivo permitido en Alemania, tampoco esta vez faltaron las voces críticas en un país donde Los Verdes ocupan 51 escaños parlamentarios. Los peligros de un accidente aéreo o un aterrizaje forzoso con semejante carga son, según la organización ecologista Greenpeace, "incalculables".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de diciembre de 2006