El PP abre expediente a los ediles alicantinos aliados a tránsfugas

La dirección regional afirma que no autorizó la moción de censura

El PP anunció anoche que "abrirá un expediente para dilucidar las circunstancias que han rodeado" la moción de censura en el municipio alicantino de Pilar de la Horadada, donde el Grupo Popular, con ayuda de dos tránsfugas socialistas, se ha hecho con la alcaldía. Tras varios días de silencio, la dirección regional de los populares valencianos, que preside Francisco Camps, señaló que abrirá expediente a sus ediles en Pilar de la Horadada por una moción de censura con tránsfugas que "nunca ha sido autorizada".

Tras una semana de mutismo, los dirigentes del PP dieron ayer señales que están dispuestos a desautorizar una moción de censura realizada con ayuda de dos tránsfugas y con importantes intereses urbanísticos de por medio. La dirección regional del PP, que preside Francisco Camps, esperó ayer a que se pronunciase el presidente provincial de Alicante, José Joaquín Ripoll, afín a Eduardo Zaplana anterior presidente regional, para reconocer que estaba en estudio la posibilidad de que el comité de derechos y garantías abriera expediente a los concejales populares de Pilar de la Horadada.

"Estoy en contra de esta moción y de cualquier otra moción de censura", dijo ayer Ripoll, e insistió: "Lo que hemos querido garantizar desde el partido, y así lo hemos exigido y así lo vamos a seguir exigiendo, es que detrás de esta moción de censura [en Pilar de la Horadada] no haya ningún tema urbanístico, sino todo lo contrario".

El popular José Fidel Ros obtuvo el pasado lunes la alcaldía del citado municipio alicantino apoyándose en dos tránsfugas socialistas, que abandonaron el PSOE tras la negativa del anterior alcalde a tramitar un plan urbanístico que prevé la construcción de 5.200 viviendas al margen del Plan General de Ordenación Urbana. Hoy está prevista la celebración de un pleno municipal para tratar este proyecto urbanístico, cuya convocatoria fue forzada por el Grupo Popular antes de la moción de censura, y en el que los tránsfugas ya han anunciado que votarán a favor.

Ripoll, que reconoció que los órganos disciplinarios del PP sopesaban la apertura de expediente, como finalmente ocurrió, fue contundente al señalar que si los ediles de Pilar de la Horadada aprueban alguna actuación urbanística serán expulsados de forma fulminante. "Eso está muy claro: o cumplen la palabra prometida o serán expulsados". La dirección nacional del PP espera que el Comité regional de Derechos y Garantías remita un completo informe del caso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 12 de diciembre de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50