Reportaje:

La 'princesa Anastasia' se llama Mari Carmen y es de L'Alcúdia

La detenida en Noruega que dijo ser de sangre real dejó a su familia en Valencia hace dos años

Dos fotografías de Mari Carmen Arocas, la española detenida en Noruega que dice ser la <i>princesa Anastasia.</i>
Dos fotografías de Mari Carmen Arocas, la española detenida en Noruega que dice ser la <i>princesa Anastasia.</i>EFE

Desapareció hace más de dos años. Cumplió los 43 y dejó a sus hijos de siete y 14 años y a su familia. Le perdieron la pista. Sencillamente Mari Carmen Arocas se fue de L'Alcúdia (Valencia). Y volvió a aparecer el pasado viernes en Noruega identificándose como la princesa Anastasia. La policía de ese país solicitó entonces ayuda a las autoridades españolas para descubrir la verdadera identidad de la mujer, encerrada en una prisión de Oslo por infringir las leyes de extranjería y subirse a un tren sin dinero para el billete.

Quién sabe por qué elegiría ese nombre y ese rango de realeza. Quizás oyera hablar de la leyenda que cuenta que la noche del 17 de febrero de 1920, un policía sacó a una joven de 20 años de un canal en Berlín. Como rehusaba revelar su identidad o responder a las preguntas acerca de la causa de su intento de suicidio, fue internada en un hospital psiquiátrico registrada como Fraülein Unbekannt (Señorita desconocida). Diagnosticándole una enfermedad mental de carácter depresivo, la joven finalmente confesó a una enfermera que ella era en realidad la princesa Anastasia, la menor de las cuatro hijas del zar Nicolás II y su esposa la zarina Alejandra. Quién sabe...

El caso es que esta perfecta desconocida en Noruega es una persona muy familiar en L'Alcúdia, donde, al ver sus fotos en televisión la reconocieron enseguida, pese a que había cambiado el color moreno de su pelo por el rubio. Fue el propio alcalde de este municipio valenciano, Francesc Signes, quien llamó rápidamente a la Guardia Civil para informar de la identificación, y después a la familia de la detenida, que recibió la noticia con alegría, según contó después el propio edil.

Funcionaria de instituto

Así que esta princesa Anastasia de hoy fue antes Mari Carmen Arocas, funcionaria de un Instituto de Valencia y responsable de un negocio con su marido en L'Alcúdia. Antes de llegar a Noruega, pasó por Madrid. Como la princesa de la leyenda, también ella parece sufrir, según dijo Francesc Signes, "problemas psicológicos", que la llevaron en estos más de dos años hasta Noruega, pasando por Valencia y por Madrid. De hecho, varios vecinos de la capital también la reconocieron. Esta vez como Alba María, como decidió llamarse en esta ciudad. La dueña de un locutorio de la calle de Las Conchas contó que conoció a Alba María a través de un poeta peruano que vive en la zona y que se la presentó como "una persona encantadora".

"Solía caerle muy bien a la gente. Tenía el propósito de ayudar a todo el mundo, a inmigrantes....", dijo. Sobre su pasado aseguró que "todo eran hipótesis", que sólo sabía que venía de Valencia y que le solía decir "que era una ciudadana del mundo y que vivía en libertad, sin hacer daño a nadie".

Mari Carmen en L'Alcúdia, o Alba María en Madrid, o la princesa Anastasia en Noruega ha declarado, según fuentes policiales noruegas, que su objetivo es "traer la paz al mundo". De momento, su mundo, sigue estando en Oslo, donde se encuentra retenida a la espera de que se tramite su extradición a España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 09 de diciembre de 2006.

Lo más visto en...

Top 50