Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los transportistas se arriesgan a severas sanciones

Los transportistas y conductores que circulan por la Unión Europea con un camión dotado de tacógrafo digital y sin tarjeta de conductor arriesgan graves sanciones: multas de hasta 3.750 euros y, para los conductores, hasta seis meses de prisión.

La Asociación del Transporte Internacional (Astic), en la carta que ha remitido a Jacques Barrot, vicepresidente de la Comisión Europea, expone la situación que sufren los transportistas valencianos. Las autoridades españolas hacen la vista gorda y aceptan que los conductores esgriman la solicitud de la tarjeta cuando no disponen de la misma. Pero las autoridades de países como Francia, Alemania, Bélgica, Austria y Luxemburgo no son capaces de entender que un conductor arrastre un resguardo hasta seis meses después de haber solicitado oficialmente una tarjeta, todo lo contrario, les resulta sospechoso. "Las sanciones han sido muy numerosas y su importe verdaderamente elevado", expone Astic a la Comisión Europea, "pudiendo alcanzar los 3.750 euros y una condena de hasta seis meses de prisión". "Estas sanciones no han sido impuestas todavía en sus importes máximos, pero sí son frecuentísimas las multas de 1.000 a 2.000 euros", sigue la carta de Astic.

Manuel Collado, secretario de la Federación Valenciana de Empresarios Transportistas (FVET), evita una estimación económica de las sanciones acumuladas que han sufrido buen número de transportistas valencianos en toda Europa durante los últimos meses porque los conductores carecían de tarjeta. Collado alega que no todas se han notificado. Pero la notificación a la Comisión Europea a través de Astic ilustra la gravedad del problema.

Collado no arremete contra la Generalitat, pero no resta gravedad al problema: "En octubre arrancó la campaña internacional y ahora estamos en un momento fuerte, haces las cosas conforme crees que se tiene que hacer... y en Francia interpretan que si no tienes tarjeta no estás autorizado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de diciembre de 2006