Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La alcaldesa de Pozo Alcón dimite tras las protestas por la inseguridad

La alcaldesa de Pozo Alcón (Jaén), Carmen Escudero, ha presentado su dimisión de manera irrevocable tras las protestas vecinales de los últimos días por la falta de seguridad ciudadana. La alcaldesa, que anunció su renuncia en una asamblea socialista el jueves por la noche, justificó su decisión en razones estrictamente personales, que han estado relacionadas con la concentración que, el pasado miércoles, se produjo a las puertas de su domicilio, donde decenas de personas pidieron su dimisión y lanzaron objetos contra la fachada de su vivienda.

El clima de tensión ciudadana que se vive en Pozo Alcón (5.400 habitantes) se desencadenó el pasado fin de semana tras la pelea que protagonizaron jóvenes payos y gitanos y que acabó con varios apuñalados. De manera espontánea, centenares de poceños se concentraron el lunes ante el Ayuntamiento para pedir más seguridad ciudadana, una protesta que se repitió el miércoles y que se extendió a las puertas del domicilio de la alcaldesa. Ni siquiera el compromiso de la Subdelegación del Gobierno en Jaén de incrementar en dos el número de agentes de la Guardia Civil en el municipio sirvió para calmar los ánimos.

Sospechas

Desde la dirección provincial socialista, su secretario de Organización, Francisco García, señaló ayer que detrás de la protesta contra la alcaldesa "hay extrañas circunstancias", pues considera que "alguien ha querido aprovechar los acontecimientos con fines políticos". "Los problemas de inseguridad no se resuelven así, la alcaldesa no ha generado el problema", subrayó García, que indicó que el partido "no puede presionar a la alcaldesa para que siga en el puesto, pues se trata de una cuestión que traspasa de la política al ámbito familiar". A partir de ahora, tras la renuncia oficial de la alcaldesa (cuya casa ha estado protegida por la Guardia Civil en las últimas horas), que se producirá en un pleno la próxima semana, la alcaldía pasará, casi con toda probabilidad, a manos del primer teniente de alcalde, Mariano Moya. No obstante, desde el PSOE -partido que gobierna en coalición con el PA y con IU desde hace dos años- se hizo ayer una llamada a la "responsabilidad" de todas las fuerzas políticas del municipio para garantizar la gobernabilidad hasta las próximas elecciones municipales.

Y es que, se da la circunstancia de que es la segunda dimisión que se produce en la alcaldía de Pozo Alcón en lo que va de legislatura. En agosto de 2004 dimitió el entonces alcalde independiente, Fernando Vaquero, al perder su grupo la confianza por parte del PA. El Consistorio de Pozo Alcón está formado por 4 ediles del PSOE, 5 del grupo independiente, 2 del PA y uno cada uno del PP e IU.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de diciembre de 2006